El presidente estadounidense, Joe Biden, derogó hoy la emergencia nacional decretada en la frontera de Estados Unidos y México para obtener fondos con los que construir un muro con el país vecino.

El anuncio fue dado a conocer en una carta dirigida a las presidentas de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y del Senado, Kamala Harris, y llega casi un año después de la renovación por parte del anterior presidente, Donald Trump, que en febrero del año pasado decidió renovarlo por un año más, hasta este 15 de febrero.

En su carta, Biden garantizó que su Administración no permitirá que "ningún dólar más del contribuyente estadounidense sea desviado para construir un muro fronterizo" y prometió una "revisión cuidadosa" de los recursos que ya se aprobaron con ese fin, informó la agencia de noticias Europa Press.

"Por la presente informo al Congreso que la emergencia nacional declarada por la Proclamación 9844 se da por terminada y que las autoridades invocadas en esa Proclamación ya no serán utilizadas para construir un muro en la frontera sur", indicó.

Trump hizo de la construcción del muro una de sus grandes promesas antes de llegar a la Casa Blanca y, ya en el poder, siguió insistiendo en esta controvertida iniciativa, por la que prometió hacer pagar a México.

El expresidente aplicó una política de tolerancia cero en la frontera.

Biden, en cambio, aboga por revisar a fondo las políticas migratorias para garantizar un enfoque más humano, lo que si bien todavía no fue puesto en práctica, le valió el apoyo de las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos.

Una de las medidas que ya tomó el actual Gobierno fue la suspensión de unos acuerdos que facilitaban las deportaciones a El Salvador, Guatemala y Honduras. (Télam)