Con el fin de reducir el hambre infantil en Estados Unidos, el Gobierno del presidente Joe Biden prolongará un programa para alimentar a hasta 34 millones de niños en edad escolar durante los meses de verano, utilizando fondos del paquete de ayuda para el coronavirus aprobado en marzo.

El Departamento de Agricultura anunció hoy que durante el próximo verano de Estados Unidos, entre junio y septiembre, se extenderá un programa de pagos que reemplazó las comidas escolares luego de que la pandemia obligara a millones de chicos a tener clases virtuales.

Las familias de estos niños recibirían 6,82 dólares diarios por cada estudiante, lo que suma 375 dólares totales por niño durante los meses de verano.

En un comunicado, el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, calificó estos beneficios como una "intervención revolucionaria y única para reducir el hambre infantil en los Estados Unidos", informó CNN.

El programa refleja los intentos del Gobierno demócrata para erradicar la pobreza infantil, un impulso sin precedentes con dinero para padres, centros de cuidado infantil y escuelas que podría renovar la red de seguridad social.

Sin embargo, los críticos conservadores advirtieron que el gasto, si se hace permanente, podría socavar la voluntad de trabajar de los estadounidenses más pobres.

Stacy Dean, subsecretaria adjunta de alimentos, nutrición y servicios al consumidor del Departamento de Agricultura, dijo que el Congreso aprobó previamente fondos limitados para programas piloto para probar la efectividad de los pagos, pero -apuntó- el paquete de ayuda para el coronavirus permitió que se implementara en todo el país.

Además de la ayuda alimentaria, el paquete de ayuda por 1,9 billones de dólares sancionado por el Congreso permitió a los padres recibir aproximadamente 250 dólares al mes a partir de julio por cada niño de entre 6 y 17 años.

Las familias que califiquen con un niño menor de 6 años recibirían 300 dólares mensuales.

Según los términos del paquete de ayuda para el coronavirus más reciente, los pagos son parte de un crédito tributario por hijo que expiraría a fines de este año, pero Biden planea extender los pagos mensuales hasta 2025.

Esta extensión es parte de un plan multimillonario que el demócrata tiene la intención de anunciar mañana en un discurso conjunto ante el Congreso.

Legisladores demócratas de Colorado, Ohio, Nueva Jersey, Connecticut, Washington y Nueva York emitieron la semana pasada una declaración en la que pedían que el crédito fiscal mejorado sea permanente.

“La expansión del crédito tributario por hijos es la política más importante que ha salido de Washington en generaciones, y el Congreso tiene una oportunidad histórica para brindar un salvavidas a la clase media y reducir la pobreza infantil a la mitad de forma permanente”, expresó el comunicado del 20 de abril. (Télam)