BRUSELAS, 24 DIC - El Museo Real de Africa Central de Bruselas interrumpió toda colaboración con un guía turístico que en los últimos días fue acusado de haber tenido actitudes racistas durante una visita.

Lo reportaron los medios belgas, que en los últimos días habían contado la denuncia en Twitter de una estudiante de Historia de la Universidad de Amberes, según la cual el guía del museo usó expresiones racistas y defendió el colonialismo belga en Africa.

Según dijo la estudiante, el guía habría contado también al grupo de visitantes la historia de su suegra, que tenía un muchachito ("boy") en el Congo, "que una vez a la semana tenía derecho a comer en la mesa con ellos".

Además el guía, cuyo nombre no fue revelado, se habría quejado por, al ser un hombre blanco, le había sido difícil obtener el trabajo en el Museo de Africa, reabierto el año pasado tras una gran restauración.

El hombre trabajó como guía unos seis meses, durante los cuales efectuó al parecer unas 70 visitas.

(ANSA).