Paraguay tiene 203 empleados “de blanco” contagiados con Covid-19, como casos activos, un sector que sufrió 176 muertes “en el campo de batalla”, reveló hoy el director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, quien consideró que, al final de la pandemia, el país debería sumar “probablemente a una mujer, a una enfermera” al Panteón de los Héroes.

Sequera destacó que Paraguay registra un leve descenso de casos, pero dejó en claro que el cuadro “sigue complicado”, sobre todo porque todavía quedan meses de frío.

"Este descenso nos ilusiona mucho; estamos igual que a fines de abril más o menos. Quiero que recordemos cómo estábamos a finales de abril, la percepción que teníamos de la pandemia…Quiero que nos sigamos cuidando un mes más. Tenemos todo el invierno por delante; esto puede subir. Muchos países lo volvieron a hacer", evaluó.

El funcionario mencionó el descenso de casos en las últimas tres semanas y destacó que “no es para cantar victoria" porque la baja será más lenta si la población no se cuida.

En su habitual conferencia de los viernes, Sequera detalló que el 95% del territorio nacional reportó casos en los últimos 14 días, esto es 249 de los 256 distritos del país, reportaron los sitios de Última Hora y ABC Color.

Los últimos reportes del Ministerio de Salud señalan que Paraguay registra 413.457 casos hasta la fecha, 12.086 muertes y 354.697 recuperados.

Pero Sequera puso énfasis en reivindicar el rol del personal médico y de enfermería, sobre todo éste último, que suma 176 fallecidos, un 57% de mujeres y un 43% de hombres.

"A diferencia de la población general, el 57% de los fallecidos son mujeres dentro del personal de blanco, porque el 70% de los trabajadores son mujeres. El rol del cuidado en el sistema de salud descansa en el rol que tiene la mujer", acotó.

Propuso entonces que cuando esta guerra acabe "debe haber un personal en el Panteón de los Héroes” y destacó que debería ser “mujer y probablemente enfermera”.

El Panteón, ubicado en pleno centro de Asunción, es una construcción de valor cultural e histórico, que guarda los restos de una decena de próceres paraguayos, todos hombres, y suele ser sede de actos y encuentros políticos y sociales. (Télam)