Los expresidentes del gobierno de España José María Aznar y Mariano Rajoy negaron hoy ante un tribunal la existencia en el Partido Popular (PP) de ambos de una supuesta caja clandestina, así como que hayan percibido sobresueldos, informó la prensa española.

“No he conocido ninguna contabilidad B o paralela en el PP, solo la oficial que se remitía puntualmente al Tribunal de Cuentas”, dijo Aznar al declarar como testigo en el juicio en que la Audiencia Nacional procura determinar si la reforma de la sede central del partido fue solventada con dinero proveniente de esa supuesta caja “negra”.

“No ha habido caja B del PP; en mis 40 años de militante del PP no he escuchado a ningún dirigente, militante ni empleado hablar de la famosa caja B”, sostuvo a su vez Rajoy, según la agencia de noticias Europa Press.

El objeto del juicio es el llamado “caso Bárcenas” o “los papeles de Bárcenas”, en referencia a Luis Bárcenas, antiguo tesorero del PP que, según publicó la prensa española en 2013, llevaba una contabilidad paralela que administraba fondos con los que el partido se financiaba de manera ilegal y con los que, entre otras cosas, supuestamente se pagaban sobresueldos a los principales dirigentes.

“Jamás he recibido ningún sobresueldo”, aseguró Aznar.

“Nunca he triturado lo que nunca tuve en mis manos; la primera vez en mi vida que vi los papeles de Bárcenas fue publicados en un diario nacional el 31 de enero de 2013; por lo tanto, es metafísicamente imposible que yo haya podido destruir los papeles”, respondió Rajoy a la pregunta sobre si hizo desaparecer pruebas.

Sin embargo, Rajoy no descartó completamente la existencia de la contabilidad paralela, al afirmar que en todo caso “habrá unos papeles de Bárcenas que él tendrá que explicar”.

Bárcenas está en libertad bajo fianza desde comienzos de 2015, tras haber estado un año y medio preso por el caso. (Télam)