Después de una reciente escalada en la región, el Gobierno de Azerbaiyán apoyó hoy una propuesta de Rusia para crear una comisión trilateral que negocie y acuerde la demarcación definitiva de la frontera con Armenia, una deuda que dejó la implosión de la Unión Soviética y que ya ha provocado dos guerras, la última el año pasado.

El primer ministro azerí "Ali Asadov dijo que (...) Azerbaiyán había apoyado la propuesta de Rusia de crear una comisión trilateral correspondiente para delimitar y demarcar la frontera entre Azerbaiyán y Armenia", informó un comunicado publicado en la página web del gabinete de ministros de ese país, según la agencia de noticias Sputnik.

La semana pasada, Rusia había propuesto colaborar en la delimitación y la demarcación de las fronteras entre Armenia y Azerbaiyán, y sugirió crear una comisión mixta con esos dos países, para poder actuar como mediador.

Rusia ya actuó de esta forma el año pasado cuando logró sellar una tregua entre ambos para terminar con la segunda guerra que los enfrentó por el enclave de mayoría armenia dentro de Azerbaiyán, Nagorno Karabaj, que había declarado su independencia a principio de los 90 y tras una guerra y con el apoyo de Armenia lo había conseguido, aunque ni la comunidad internacional ni Bakú lo reconocieron.

La propuesta de Rusia parecía haber quedado flotando luego que hace dos días Armenia denunciara que seis de sus soldados habían sido capturados por Azerbaiyán en la zona fronteriza.

Según Armenia, los soldados hacían trabajos de ingeniería; Azerbaiyán, denunció que intentaban minar las rutas para garantizar la llegada de suministros a las posiciones militares de su Ejército.

La captura sucedió en la región fronteriza de Kalbajar, justo al oeste de Nagorno Karabaj. (Télam)