Los viceprimeros ministros de Armenia, Mher Grigorian, y Azerbaiyán, Shahin Mustafayev, se reunieron por primera vez en la frontera entre ambos países, que hace dos años mantuvieron un enfrentamiento armado a raíz de un antiguo diferendo territorial, informó hoy la prensa internacional.

Grigorian y Mustafayev se encontraron ayer en el contexto de las negociaciones bilaterales sobre delimitación y seguridad fronteriza, según la agencia de noticias Europa Press.

Las partes reiteraron su disposición a trabajar en esos y otros asuntos, y discutieron cuestiones de organización y procedimiento de las comisiones bilaterales, reportó la cancillería armenia en un comunicado.

Asimismo, acordaron la conveniencia de efectuar nuevas reuniones de las comisiones en Moscú y Bruselas, según la agencia Armenpress.

El vicecanciller de Rusia, Andrei Rudenko, confirmó que el encuentro en Moscú “tendrá lugar la semana próxima”, según la agencia rusa Sputnik.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, afirmó que los viceministros alcanzaron en la reunión de ayer un “avance tangible”.

Michel mantuvo el domingo pasado en Bruselas una reunión con el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinian, y el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, en la que acordaron iniciar los preparativos para la delimitación de la frontera armenio-azerí.

Asimismo, abordaron los preparativos para las negociaciones sobre la relación bilateral, los problemas humanitarios y la solución al conflicto por el territorio de Nagorno Karabaj, y convinieron volver a conversar los tres en agosto.

Paralelamente, Estados Unidos ofreció hoy su apoyo a las partes en los trabajos de demarcación y delimitación fronteriza, tras una conversación telefónica entre el secretario de Estado, Antony Blinken, y Pashinian.

Blinken afirmó que hay una oportunidad “positiva” para “allanar el camino hacia la paz en el Cáucaso”, por lo que exhortó a Armenia y Azerbaiyán a “progresar y desarrollar vínculos en materia de comunicación y transporte”, dijo el Departamento de Estado en un comunicado.

El secretario agregó que Washington está dispuesto a “ayudar” a Armenia y Azerbaiyán a alcanzar “una paz a largo plazo”, y se pronunció a favor de que estos dos países mantengan un “diálogo bilateral continuado” para resolver los “desafíos” existentes en la región.

Armenia y Azerbaiyán protagonizaron un enfrentamiento armado en 2020 por el control de Nagorno Karabaj, un territorio con población mayoritariamente armenia que es foco de conflicto desde que decidiera separarse en 1988 de la región de Azerbaiyán aún integrada en la Unión Soviética.

Las hostilidades se prolongaron durante seis semanas y dejaron miles de muertos, hasta que cesaron cuando los dos países alcanzaron un acuerdo sobre el alto el fuego con la mediación de Rusia, por el que se permitía que las fuerzas de paz rusas se establecieran en Nagorno Karabaj por cinco años. (Télam)