La Justicia de Colombia resolvió hoy un recurso que habían interpuesto los abogados de Nini Johana Úsuga, alias La Negra, hermana del exjefe del Clan del Golfo Dairo Úsuga, con lo que se confirmó su extradición a Estados Unidos, que la considera jefa de finanzas de la organización narcotraficante.

La misma decisión corre para otros integrantes de la estructura criminal, Jorge Castaño, alias Plástico; Juan José Valencia, alias Falcon; y Camilo Hernández, quienes también deberán responder ante las autoridades judiciales de EEUU.

Según la acusación formulada por la justicia de Estados Unidos a través de la embajada en Bogotá, Nini Úsuga, hermana de “Otoniel”, fue la jefa de finanzas del Clan del Golfo.

“Se confirma la extradición a EEUU de Nini Johana Úsuga, alias 'La Negra' (hermana de alias 'Otoniel') y de 3 integrantes más del "Clan del Golfo": Jorge Castaño, alias 'Plástico', Juan José Valencia, alias 'Falcon' y Camilo Hernández, alias 'Camilo'”, escribió el presidente Iván Duque en su cuenta de Twitter.

Y agregó el mandatario: “Una vez más reiteramos que este es el destino que les espera a los narcoterroristas que persisten en su actuar delictivo”.

El 29 de abril la defensa de Nini Úsuga había solicitado tener en cuenta unas pruebas dirigidas a verificar el cumplimiento de algunas garantías y que se niegue la extradición, pero la Corte Suprema falló en contra.

Duque había firmado el 10 de mayo la extradición de Nini Úsuga, autorizada por la Corte el 29 de abril.

El diciembre de 2018, la Corte Distrital del Sur de Florida había procesado a la detenida por concierto para delinquir con fines de narcotráfico, actividad que habría desarrollado entre el 13 de diciembre de 2013 y el 1 de febrero de 2014.

En Colombia, fue miembro del Grupo Armado Organizado (GAO) Autodefensas Gaitanistas de Colombia, el nombre real del Clan del Golfo, y fue procesada y condenada por posesión de 176 cartuchos 12mm sin permiso; lavado de activos de la organización criminal; enriquecimiento ilícito; y por haber pertenecido a la estructura delincuencial.

Su hermano, Otoniel, fue trasladado el 4 de mayo a EEUU, desde donde se lo requería por cargos de narcotráfico.

Esa decisión del Gobierno fue criticada por algunas víctimas del Clan, que pretendían que Otoniel se quedara en el país para dar testimonio sobre crímenes durante el conflicto armado interno. La extradición dio paso a un “paro armado” declarado por el Clan de Golfo. (Télam)