El Ministerio de Salud (Minsa) de Perú recomendó hoy a todos los establecimientos de salud a escala nacional adoptar medidas básicas de previsión ante "situaciones adversas" a raíz de las protestas contra el Gobierno de Dina Boluarte, convocadas para esta jornada en Lima y en otros puntos del país.

Como medida preventiva, “se recomienda a todos los establecimientos de salud a nivel nacional adecuar las acciones de previsión básicas correspondientes", informó el Minsa en un comunicado, según replicó el medio local RPP.

Este jueves se prevé una jornada de movilizaciones y, en previsión de las dificultades con el transporte público, el Ministerio de Trabajo anunció que habrá una tolerancia de dos horas en el ingreso a los centros laborales. Además, pidió a los empleadores que faciliten el trabajo remoto.

En este contexto, el gerente de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad Metropolitana de Lima, Abdul Miranda, anticipó que las imágenes de las cámaras de videovigilancia serán puestas a disposición de las autoridades, como la Policía y la Fiscalía, en caso de que hoy ocurran actos de violencia.

Si bien Miranda detalló que las 196 cámaras de Lima "están correctamente funcionando" y captan "todos los movimientos que se realizan en el Cercado", recomendó a las personas ajenas a esta protesta evitar trasladarse por las calles del centro de Lima.

Esta mañana, la Policía controlaba el ingreso de manifestantes a Lima en el Peaje de Pucusana, en la carretera Panamericana Sur, ante la posible llegada de manifestantes para participar en las protestas contra Boluarte.

El Minsa precisó la semana pasada que las manifestaciones dejaron hasta el momento 67 personas heridas, que están hospitalizadas en las regiones de Puno, Arequipa, Lima y Apurímac.

Perú vive una ola de protestas desde el 7 de diciembre pasado, cuando Boluarte sucedió a Pedro Castillo, destituido por el Congreso horas después de que anunciara el cierre del Legislativo y el establecimiento de un Gobierno de excepción con supresión de garantías constitucionales.

En un intento por aplacar las demandas, en diciembre el parlamento adelantó los comicios de 2026 a abril de 2024, pero las manifestaciones persisten y el reclamo es por la salida inmediata de Boluarte y los miembros del Congreso. (Télam)