La Oficina Nacional de Procesos Electorales de Perú (ONPE) propuso para el domingo 11 de abril, día de las elecciones presidenciales, un esquema de voto escalonado que permita evitar aglomeraciones, para minimizar los riesgos de contagio de coronavirus.

La iniciativa de la ONPE apunta a que de 7 a 8 voten adultos mayores, embarazadas, personas con discapacidad y quienes sean de riesgo ante la Covid-19.

Para el resto de la jornada, el plan del organismo prevé el sufragio por franjas de una hora según las terminaciones del documento de identidad de cada ciudadano.

De 8 a 9 votarían quienes tienen documento terminado en 1; de 9 a 10 quienes terminan en 2 y así hasta llegar al 0 para la última hora de funcionamiento de las mesas, de 18 a 19.

Según el jefe de la ONPE, Piero Corvetto, el voto escalonado es “fundamental para garantizar el distanciamiento social, y con ello evitar las colas y aglomeraciones en los locales de votación”.

Corvetto pidió a la población, además, que vaya a votar con barbijo y lapicera azul, como medidas de prevención para evitar posibles contagios, reportó la estatal agencia Andina.

El segundo domingo de abril, 25 millones de peruanos irán a las urnas para elegir presidente y renovar el Congreso unicameral de 130 escaños.

Los comicios llegan en medio de la pandemia y su impacto económico, que provocó en 2020 una de las mayores contracciones en todo el mundo y la primera en el país en las últimas dos décadas, además de una crisis política que consumió cuatro presidentes y dos Congresos en lo que va del presente período quinquenal de gobierno.

Según las encuestas, ningún candidato se consagrara en la primera vuelta -para lo que necesita indefectiblemente la mitad más uno de los votos válidos-, por lo que será necesario un balotaje que se hará en junio. (Télam)