Las autoridades de Austria están negociando con Rusia la entrega de más de un millón de dosis de la vacuna contra la Covid-19 Sputnik V, informó hoy el ministro de Salud austríaco, Rudolf Anschober.

Según la información recogida por el diario local Der Standard, Viena negocia la entrega de 300.000 dosis en abril, 500.000 más en mayo y otras 200.000 a principios de junio, aunque aún no se tomó una decisión firme en cuanto a la compra.

La oficina del canciller de Austria, Sebastian Kurz, detalló que se firmó un acuerdo de confidencialidad con Rusia sobre el intercambio de documentos.

Anschober indicó que Austria examina "todas las opciones" para poder acceder lo más rápido posible a vacunas contra la enfermedad para inmunizar a la ciudadanía, informó la agencia de noticias Europa Press.

El uso de la Sputnik V no está aprobado en la Unión Europea, aunque la Agencia Europea del Medicamento (EMA) evalúa su aprobación, una condición sine qua non para Kurz, quien dijo en varias ocasiones que este es un requisito para la compra.

Kurz y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, conversaron el 26 de febrero sobre una posible compra del inmunizador, según la oficina del canciller, y hubo más contactos entre las autoridades de ambos países en reiteradas ocasiones.

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), responsable de las ventas internacionales de la Sputnik V, fue contactada durante la misma jornada.

El canciller austríaco aseguró que no debería haber "anteojeras geopolíticas" a la hora de aprobar vacunas contra la Covid-19.

"Lo único que importa es si la vacuna es eficaz y segura, no de dónde viene", sostuvo antes de confirmar que hubo "buen intercambio" con las autoridades del país euroasiático desde febrero.

"Si Austria recibe un millón de dosis adicionales de la vacuna, sería posible un regreso más temprano a la normalidad y podemos salvar muchas vidas y puestos de trabajo", agregó.

En sintonía con las declaraciones de Kurz, el responsable de la cartera de Salud indicó que Austria examina "todas las opciones" para poder acceder lo más rápido posible a vacunas contra la enfermedad para inmunizar a la ciudadanía.

Hasta el momento, las autoridades sanitarias austríacas registraron más de 542.000 casos, incluidas más de 9.000 muertes a causa de la enfermedad. (Télam)