La policía de Indonesia informó hoy que el atentado suicida de ayer contra la catedral de Makassar, en la isla de Célebes, en el este del país, fue perpetrado por una joven pareja recién casada que pertenecía a un grupo extremista pro-Estado Islámico (EI).

El ataque fue perpetrado tras la misa de Domingo de Ramos, que da paso a la Semana Santa, y causó una veintena de heridos.

"Los atacantes eran una pareja casada desde hace solo seis meses", y el hombre tenía unos 20 años, indicó a la prensa el portavoz de la policía nacional, Argo Yuwono, informó la agencia de noticias AFP.

"La investigación continúa para buscar a otras personas implicadas en el ataque", agregó.

Los dos atacantes irrumpieron con una moto en el recinto del edificio, donde hicieron estallar un artefacto casero, informaron las autoridades.

El hecho ocurrió ayer en las afueras de la catedral del Sagrado Corazón de Jesús, en Makassar, ciudad portuaria de 1,5 millones de habitantes en el sur de la isla Célebes, unos 1.600 kilómetros al noreste de Yakarta.

La policía registró el domicilio de la pareja y otros lugares en Makassar en busca de explosivos, armas y otros indicios, dijo Yuwono.

Hasta hoy, 15 personas seguían hospitalizadas.

La policía indonesia informó que la pareja formaba parte del grupo radical Jamaah Ansharut Daulah (JAD), una organización acusada de estar detrás de varios ataques contra iglesias de Surabaya, la segunda ciudad de Indonesia, en 2018, que causaron 15 muertos.

JAD también está implicada, según la policía indonesia, en un ataque suicida en 2019 contra una iglesia católica de Jolo, ciudad de mayoría musulmana en Filipinas, donde murieron 21 personas.

El mencionado ataque en Jolo fue perpetrado por una pareja indonesia y reivindicado por el EI. (Télam)