Al menos dos muertos y cinco lesionados dejó un ataque contra una caravana de militantes del exguerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en El Salvador, cuando falta menos de un mes para las elecciones legislativas.

El ataque, del que participaron al menos tres personas, fue calificado como "grave" por el fiscal general, Raúl Melara, quien anunció la detención de tres sujetos y la apertura de una investigación.

"La contienda electoral no puede convertirse en un baño de sangre", dijo Melara.

El secretario general del FMLN, Óscar Ortiz condenó el hecho que calificó de "terrorista" y agregó que "nunca habíamos vivido algo tan dramático, en los 29 años de acuerdos de paz", según informó el diario El Salvador, en su página web.

El hecho se produce días después de que el presidente Nayib Bukele criticara los acuerdos de paz firmados entre el Ejército y la entonces guerrilla para poner fin a la guerra civil en 1992.

La diputada del hoy partido político FMLN, Nidia Díaz, contó que el incidente se produjo en el centro de San Salvador, cuando "impunemente" el agresor "atravesó un carro, bajándose con pistola en mano y empezó a disparar" contra la caravana.

"Ese es el odio que fomenta Bukele", agregó, y llamó a la Fiscalía a investigar el crimen, que "no puede quedar en la impunidad".

Para Ortiz, en el país centroamericano se está configurando "una campaña deliberada de odio, de construcción de confrontación social entre salvadoreños y salvadoreñas innecesaria", por lo que dijo "desconocer" al presidente.

Bukele comentó sobre la investigación, señalando que estos tres individuos iban a bordo de un sedán azul.

El mandatario dijo que uno de ellos, el atacante, era "al parecer" un agente de seguridad de personalidades importantes asignado al Ministerio de Salud, que volvía del estadio, tras asistir a la final del torneo local de fútbol.

Dos de los sospechosos, incluyendo el presunto atacante, fueron operados de urgencia, porque presentaban heridas de bala, prosiguió.

Según Bukele, la policía también capturó a otras dos personas, militantes del FMLN, "sospechosos" de disparar contra el agente de seguridad.

El presidente anunció en Twitter que "todos los responsables pagarán por sus actos, sean quienes sean".

El fiscal Melara convocó a los secretarios generales de todos los partidos políticos a una reunión de "carácter urgente" hoy, para discutir medidas para evitar la violencia durante las campañas proselitistas.

La campaña de cara a las elecciones del 28 de febrero en El Salvador comenzó el 27 de diciembre para diputados y el 27 de enero para alcaldes.

En los comicios, unos 5,4 millones de salvadoreños deberán elegir a los 84 diputados del Congreso unicameral, así como a los 262 alcaldes del país y sus concejos municipales.

También tendrán que elegir a una veintena de diputados del Parlamento Centroamericano (Parlacen), una institución política dedicada a la integración de los países de la región.

En la campaña electoral participan 10 formaciones políticas. El partido Nuevas Ideas (NI), cuya creación fue impulsada por el presidente Bukele, parte como amplio favorito de esos comicios, según las últimas encuestas.

El presidente decretó a mediados de enero el fin de las conmemoraciones de los acuerdos de paz que lideró la ONU y que suscribieron el Ejército y el FMLN, que terminaron con 12 años de sangrienta guerra civil el 16 de enero de 1992.

En su lugar instauró un día para las víctimas.

Bukele dijo que esos acuerdos representaron "por una lado, el inicio de una etapa de mayor corrupción y exclusión social y; por otro, el inicio de una etapa de enriquecimiento de manera fraudulenta de los mismos sectores firmantes de los acuerdos". (Télam)