La Asamblea Nacional de Ecuador surgida de las recientes elecciones empezó hoy una nueva legislatura que por primera vez desde 2007 arranca sin una mayoría y bajo una fragmentación que se estima no facilitará las cosas al futuro presidente Guillermo Lasso y que ya desató una ruptura de la coalición oficialista.

En la primera sesión, los 137 asambleístas que la conforman se posesionaron de manera oficial, pero no lograron elegir a las principales autoridades parlamentarias y ya surgió una división entre los aliados del mandatario.

La actual legislatura surgida de las elecciones del 7 de febrero para el período 2021-2025, comienza por primera vez desde 2007 sin una mayoría clara porque todo este tiempo el correísmo había tenido inicialmente su control.

La correísta Unión por la Esperanza (UNES) con 49 escaños es el grupo parlamentario más numeroso, seguido por el movimiento indígena Pachakutik (PK), con 26 (originalmente 27, pero un asambleísta abandonó sus filas hace dos días); Izquierda Democrática (ID) y el Partido Social Cristiano (PSC), con 18 cada uno, y CREO, del Lasso con 12. A ellos se agregan 14 escaños independientes.

El Partido Social Cristiano (PSC), aliado del ahora oficialista CREO, propuso al socialcristiano Henry Kronfle, pero con 68 votos a favor, 40 en contra y 29 abstenciones no alcanzó los 70 respaldos requeridos, una mayoría absoluta, para convertirse en presidente del Legislativo de Ecuador.

Los legisladores del movimiento oficialista CREO se abstuvieron y tampoco validaron la reconsideración de la votación para que Kronfle pudiese ser tomado en cuenta nuevamente, según publicó el diario El Comercio.

El asambleísta Luis Almeida (PSC) pidió una reconsideración de la moción, que no fue admitida.

Esta obtuvo 69 votos afirmativos, de los 70 que se necesitaban para dar paso a la reconsideración de la votación.

Después de esta votación, se llamó a un receso,

CREO no apoyó la candidatura de Kronfle y dejó sin piso la nominación de su aliado el PSC que recibió únicamente el respaldo del correísmo.

Poco después, el PSC informó a través de su cuenta de Twitter la ruptura del acuerdo con el oficialismo.

En el mensaje, el PSC dijo que había un pacto con CREO y los independientes para que Kronfle dirija el Legislativo, pero que ese acuerdo se rompió.

“Han demostrado que su palabra y su firma no vale nada”, denunció el PSC en su comunicado. Además concluyó que no podrán “seguir aliados”.

En tanto, la legisladora de CREO, Nathalie Arias, dijo que el comunicado del PSC se dio al calor de la votación, pero no confirmó que ya se quebró la alianza con el PSC.

Rafael Lucero, de PK, anunció que mocionará el nombre de Salvador Quishpe para la presidencia de la Asamblea, aunque adelantó que no tienen los votos asegurados para su elección, pero presentarán la candidatura para ver si los otros bloques se suman. (Télam)