El presidente de Bolivia, Luis Arce, puso hoy en el cargo al nuevo ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales, a quien encomendó acelerar los proyectos de sustitución de importaciones.

Gonzales asumió la cartera en reemplazo de Edwin Characayo, quien fue destituido del cargo tras ser detenido en pleno centro de La Paz en momentos en que cobraba un supuesto soborno para facilitar tareas de saneamiento de un predio en Santa Cruz.

“Hemos enfrentado, lamentablemente, hechos que no pueden volver a ocurrir en ningún ministerio y en ninguna institución pública porque vamos a ser implacables con la corrupción venga de donde venga”, afirmó en el acto Arce, que ya debió cambiar dos veces en su breve periodo de gestión al jefe de Desarrollo Rural.

El mandatario afirmó que “son muchas las tareas que debe realizar y mucha la responsabilidad que le estamos encomendando” a Gonzáles, entre las que priorizó avanzar en la sustitución de importaciones y garantizar la seguridad alimentaria.

Bolivia tiene en marcha desde 2019 una campaña para aumentar la producción de trigo y puso en marcha programas para favorecer la piscicultura y el cultivo de productos amazónicos que deben ser incorporados “en la canasta familiar, en la mesa de los bolivianos”, remarcó el mandatario, según la agencia estatal ABI.

Gonzáles fue antes viceministro Desarrollo Rural y Agropecuario y gerente de la Empresa de Producción de Semillas.

El exministro Characayo y el exdirector general de Desarrollo Rural Hiper García, detenidos ambos, fueron enviados a la cárcel por cinco meses, luego de haber sido sorprendidos recibiendo un soborno de 20.000 dólares para el saneamiento de tierras del fundo “El Triunfo”, en el departamento de Santa Cruz. (Télam)