Un candidato a legislador municipal del estado mexicano de Guanajuato fue asesinado a balazos junto con otro político local, informó hoy el Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda), en el que militaban las víctimas.

Alejandro Galicia, aspirante a legislador por el municipio de Apaseo el Grande por la lista que encabeza el candidato a la Presidencia Municipal Juan Mandujano Ramírez; y Juan Ignacio de la Cruz, líder local del PRD, fueron atacados ayer por la mañana por sicarios cuando regresaban de recorrer poblaciones de la zona, de cara a las elecciones parlamentarias y regionales del 6 de junio próximo.

Los sujetos armados dispararon contra los políticos y se fugaron en un vehículo.

Hasta el momento la Fiscalía General del Estado se reservó la información del atentado, informó hoy el periódico El Universal

En tanto, el PRD condenó "el cobarde atentado con armas de fuego" y exigió "el esclarecimiento de estos hechos criminales" a través de un comunicado difundido por el partido.

Asimismo denunció que varios integrantes del partido fueron víctimas de una "ola de agresiones" y destacó que las autoridades tienen la obligación de dar garantías de seguridad.

“Este proceso no puede ni debe seguir pintado de sangre”, manifestó la organización.

Guanajuato es uno de los estados más violentos de México por la presencia de bandas dedicadas al tráfico de combustible robado.

El próximo 6 de junio México celebrará la elección más grande de su historia, en la que se renovarán los 500 escaños de la Cámara de Diputados, 15 gobiernos estatales y miles de cargos locales.

Según un recuento de la consultora Etellekt, entre septiembre de 2020, cuando inició oficialmente el proceso electoral, y el 20 de marzo, fueron asesinados 64 políticos, de los cuales 15 eran precandidatos; Galicia es el primer candidato formal víctima de esta ola de violencia.

En la última elección, en 2018, se reportó la muerte de 152 políticos, de los cuales 48 eran candidatos o precandidatos.

Desde diciembre de 2006, cuando el gobierno lanzó un polémico operativo antidrogas, México registra más de 300.000 asesinatos, según cifras oficiales que atribuyen la mayoría de esos crímenes a la delincuencia organizada. (Télam)