Un periodista y empresario mexicano murió en un ataque de sicarios contra un bar de su propiedad en el estado de Guanajuato, centro del país, en el que fallecieron otras dos personas, informaron hoy autoridades y organizaciones de prensa.

El atentado se produjo la noche del martes en el municipio de San Luis de la Paz, cuando desconocidos irrumpieron en el local y asesinaron a Ernesto Méndez, director del periódico digital Tu Voz, y a otras dos personas cuya identidad no fue revelada.

"Condenamos enérgicamente el crimen en el que lamentablemente perdieron la vida el empresario y periodista Ernesto Méndez y dos personas más", señaló en Twitter el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez.

Al menos 13 comunicadores fueron asesinados en México en lo que va de este año, según balances de asociaciones que promueven la libertad de expresión, aunque se investiga si el móvil de este último crimen fue su trabajo informativo.

El bar donde ocurrieron los hechos pertenece a la familia de Méndez, empresario de espectáculos populares, señaló en Twitter la organización de defensa de la libertad de prensa Artículo 19, al repudiar el crimen.

Méndez fue colaborador de otros medios regionales como el digital Zona Franca, que indicó que el ataque se suscitó cuando el periodista celebraba con familiares y amigos haber ganado un contrato para la organización de una feria regional.

Añadió que el comunicador había recibido amenazas en el pasado, sin especificar el motivo.

Por su parte, la organización Reporteros Sin Frontera (RSF) pidió a las autoridades profundizar en todas las líneas de investigación, incluida la labor periodística de Méndez.

"Los contextos de violencia en diferentes estados del país, como Guanajuato, no han cambiado y siguen salpicando a la prensa. Este es un caso lamentable", declaró a la agencia de noticias AFP la delegada en México de RSF, Balbina Flores.

Próspero estado industrial, Guanajuato se convirtió en uno de los más violentos de México debido a la disputa entre los cárteles Santa Rosa de Lima y Jalisco Nueva Generación, dedicados al narcotráfico y el robo de combustibles, entre otros delitos.

El gobierno mexicano contabiliza diez homicidios de periodistas este año, ya que asegura que dos de las víctimas -Roberto Toledo y Jorge Luis Camero- no ejercían el oficio cuando fueron ultimados.

Unos 150 periodistas fueron asesinados en México desde 2000 y la mayoría de estos casos sigue impune, de acuerdo con RSF. (Télam)