El exdirector del Servicio Nacional de Inteligencia y Seguridad de Corea del Sur Suh Hoon fue detenido hoy tras haber sido acusado de eliminar información sobre un asesinato que involucra a Corea del Norte, en un intento de no entorpecer el diálogo de paz que existía en ese momento.

Suh, que ocupó el cargo de 2020 a 2022 bajo el Gobierno del presidente Moon Jae-in, está acusado de organizar la eliminación de los registros de inteligencia relacionados con el asesinato hace dos años de Lee Dae Jun, un funcionario del Ministerio de Pesca.

De acuerdo con las autoridades surcoreanas, militares norcoreanos mataron a tiros a Lee tras ser rescatado del mar y después prendieron fuego su cadáver.

Pero el exdirector de Inteligencia no solo está acusado de eliminar información, sino de falsificar datos para aparentar que el funcionario estaba intentando desertar, algo que las autoridades surcoreanas desmintieron un año después.

La familia de Lee incluso denunció que el entonces gobernante Partido Democrático (PD) de Moon les ofreció dinero para apoyar la versión de la deserción.

Los fiscales creen que el anterior Gobierno de Corea del Sur habría manipulado el crimen para no malograr el proceso de diálogo con los vecinos del norte sobre el desarme que se había iniciado en 2018, reportó la agencia de noticias AFP.

En octubre pasado, Seo Wook, quien era ministro de Defensa Nacional en ese momento, fue arrestado por el mismo caso, aunque luego fue liberado bajo una fianza de unos 70.000 euros.

Suh también está siendo investigado por interferir en la investigación de la repatriación forzada de dos hombres norcoreanos en 2019 que confesaron haber matado a la tripulación de la embarcación antes de huir del país vecino.

Ambos fueron deportados de vuelta a los pocos días, algo irregular, ya que la duración mínima de la investigación estándar a la que se debe someter a todo desertor es de dos semanas.

El Servicio Nacional de Inteligencia presentó el informe penal en contra de su exjefe en julio después de que su investigación interna revelara la posible irregularidad. (Télam)