El Departamento de Justicia de Estados Unidos reportó hoy la detención de cinco integrantes del grupo de extrema derecha America First (América Primero) por su participación en el asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021 tras la llamada del expresidente Donald Trump a no reconocer su derrota electoral.

Estas cinco personas fueron acusadas de varios cargos penales, entre ellos agresión, resistencia a la autoridad, lesiones, obstrucción a la justicia, alteración del orden público e irrupción en el despacho de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo el Departamento de Justicia.

Todos ellos, según la investigación del FBI sobre el ataque al Capitolio, participaron junto a "otros alborotadores" en los intentos por boicotear el procedimiento legal que el Congreso estaba llevando a cabo para certificar el triunfo de Joe Biden en las presidenciales de noviembre de 2020, agregó el ministerio, informó la agencia de noticias DPA.

Los detenidos, que apenas superan los 20 años, forman parte de un grupo ultraderechista conocido como America First, que, según el Departamento de Justicia, "ha adoptado la creencia de que están defendiendo a Estados Unidos de los cambios demográficos y culturales" que se producen en el país.

El principal señalado es Joseph Brody, de 23 años, quien se enfrenta a diez cargos graves, entre ellos los de agresión, resistencia a la autoridad, o impedir que un agente cumpliera sus funciones en un momento de desorden civil.

Por el momento, más de 850 personas han sido arrestadas en relación al ataque, de las cuales unas 350 ya fueron condenadas, aunque la mayoría por delitos menores.

La sentencia más grave por ahora es la de diez años de prisión a Thomas Webster, de 56 años, un policía retirado de Nueva York que atacó a un agente con el mástil de una bandera.

A principios de este mes, Trump, principal instigador del ataque, prometió indultos y disculpas a quienes participaron del hecho que conmovió al mundo en caso de volver a ser presidente. (Télam)