Argentina, Estados Unidos -en este caso tras casi cuatro años de ausencia- y Eritrea, acusada por varias ONGs de violar las libertades fundamentales, fueron elegidos hoy por la Asamblea General de la ONU para integrar el Consejo de Derechos Humanos con un mandato de tres años.

Dieciocho países eran los candidatos para cubrir otros tantos puestos a partir del 1 de enero. Estados Unidos obtuvo 168 votos y Eritrea 144.

Estados Unidos retomará su asiento en el Consejo después de que el Gobierno del expresidente Donald Trump se retirara del organismo en 2018.

Fueron elegidos por mayoría (un mínimo de 97 votos), Argentina, Honduras, Paraguay, Finlandia, Luxemburgo, Benin, Camerún, Gambia, Somalia, Emiratos Árabes Unidos, India, Kazajistán, Malasia, Qatar, Lituania y Montenegro.

Eritrea colaboró con el Gobierno de Etiopía en la campaña militar que este último comenzó a librar en noviembre del año pasado contra el grupo en la región de Tigré, en el norte del país.

Durante la ofensiva, la ONU recibió numerosas denuncias de activistas y ONG internacionales a partir de fuentes sobre el terreno en las que se denuncian matanzas y otras atrocidades cometidas por las fuerzas eritreas.

Click to enlarge
A fallback.

La ausencia de Estados Unidos permitió a China y algunos aliados, entre ellos Bielorrusia y Venezuela, multiplicar en los últimos años las declaraciones conjuntas en apoyo de la actuación de Beijing en Hong Kong, Xinjiang y Tíbet, y denunciaron las violaciones de los DD.HH. en países occidentales, entre ellos los de los pueblos autóctonos canadienses.

Con sede en Ginebra, el Consejo de Derechos Humanos cuenta en total con 47 miembros. La presencia de regímenes autoritarios que violan los derechos humanos es objeto de críticas desde hace años. (Télam)