El candidato presidencial del correísmo y ganador de la primera vuelta en Ecuador, Andrés Arauz, rechazó hoy el proyecto legislativo para privatizar el directorio del Banco Central, enviado ayer por el presidente Lenín Moreno, y pidió a los congresistas archivar la iniciativa.

"Manifestamos nuestra abierta oposición a la ley de privatización del Banco Central de Ecuador (BCE) enviada ayer por el presidente saliente a pocos días de dejar su Gobierno", dijo Arauz en una conferencia de prensa desde Quito.

"No es admisible que se quiera privatizar la gobernanza del BCE para que los banqueros puedan seguir en el ejercicio del poder, independientemente de la voluntad democrática del pueblo", agregó.

La denominada reforma al Código Monetario y Financiero fue enviada ayer por el Ejecutivo a la Asamblea Legislativa "con carácter económico urgente", por lo que si no logra tratarla en un mes, la medida podría ser adoptada por decreto.

El economista, de 36 años, advirtió que, de lograr su aprobación, la normativa dejaría al siguiente Gobierno "sin instrumentos efectivos" para poder aliviar la "enorme carga de endeudamiento" que están sufriendo "las familias ecuatorianas y los empresarios honestos".

También señaló que existen acciones de "inconstitucionalidad" contra el proyecto que, a su juicio, atenta contra artículos de la Carta Magna ecuatoriana.

Por ello, instó a los asambleístas actuales y venideros a mantenerse "firmes y alertas" con este texto y les pidió alcanzar "un acuerdo programático" para poder garantizar los derechos de los ecuatorianos y evitar la profundización de la agenda neoliberal en estos últimos meses de Gobierno de Moreno.

En ese sentido, recordó que la Asamblea Nacional ya rechazó un "texto idéntico" en noviembre de 2019 y aseguró que su movimiento ya está trabajando para lograr la mayoría legislativa necesaria para evitar que el proyecto salga adelante.

"Creemos que hay condiciones en la Asamblea, condiciones históricas además, para que esto no prospere", expresó y sentenció: "No podemos abrir las puertas a un proyecto de ley que da superpoderes a un directorio que permitiría un nuevo salvataje. Tenemos que archivar la ley de privatización del BCE"

Sobre una posible aprobación por decreto, Arauz afirmó que, en caso de ser el próximo presidente, la siguiente Asamblea Nacional "tendrá que revertirlo lo más pronto posible".

"Propuesta por un Gobierno saliente, sin apoyo democrático, por el Ministerio de la Ley y abiertamente inconstitucional, eso tendrá que ser derogado apenas lleguemos a la Asamblea Nacional", concluyó. (Télam)