El candidato presidencial del correísmo, Andrés Arauz, destacó hoy que la mayoría de los ecuatorianos votaron por formaciones progresistas en las últimas elecciones y llamó a la unidad de estos movimientos para garantizar la gobernabilidad en el país, afectado fuertemente por una crisis sanitaria y económica.

"Creo que el 7 de febrero el país tuvo una victoria popular que se refleja por este gran consenso, amplio, con 70% de la población votante optando por esta gran coalición, este gran bloque histórico que representan el progresismo, la unidad plurinacional y la socialdemocracia en Ecuador", dijo Arauz en una conferencia de prensa desde Quito.

Para el economista, de 35 años, los resultados electorales demuestran que la gran mayoría del país "no quiere seguir por la ruta del neoliberalismo y la bancocracia", por lo que apeló a la unidad de estas agrupaciones para garantizar la gobernabilidad del próximo Ejecutivo.

"Quisiera hacer un llamado a la unidad, a la unidad del futuro, es momento de dejar de hablar del pasado, Ecuador tiene desafíos y retos enormes y tenemos que enfocarnos en el futuro", expresó.

En ese sentido, aseguró que su fuerza ya ha iniciado "conversaciones" con las formaciones -tanto nacionales como locales- que representarán a la unidad plurinacional y la socialdemocracia en la futura Asamblea Nacional para alcanzar "acuerdos legislativos y programáticos".

"Ojalá pronto podamos comunicar resultados muy positivos que dotarán de certidumbre y gobernabilidad a nuestro proyecto político", manifestó el candidato, quien aseguró que es su responsabilidad como bloque mayoritario lograr estos acuerdos "por el bien del Ecuador".

El delfín del expresidente Rafael Correa, quien se jactó haber ganado la primera vuelta con "más de un millón de votos" frente a la segunda fuerza y haber logrado "más de 50 asambleístas", pidió también a todos los actores políticos "paciencia, prudencia y no violencia" de cara a la publicación definitiva de los resultados electorales, que aún no definieron quién será su rival en la segunda vuelta el 11 de abril.

De momento, el líder indigenista y activista ambiental Yaku Pérez aventaja por unas décimas al empresario y candidato de unidad de la derecha Guillermo Lasso, pero aún quedan boletas por escrutar.

"Nosotros enfrentaremos esa segunda vuelta con quién el pueblo ecuatoriano decida. Queremos que rápidamente el Consejo Nacional Electoral avance en el escrutinio total, así que no tenemos porqué imponer ni manifestar nuestros deseos cuando es el pueblo ecuatoriano el que ya ha decidido", sentenció.

No obstante, manifestó su deseo de que la campaña electoral de cara a la segunda vuelta sea "limpia e inclusiva", basada en propuestas, y que contemple las preocupaciones de todos los sectores de la sociedad.

"Le damos la bienvenida a esa segunda vuelta que será una discusión, un intercambio de propuestas e ideas que beneficien a nuestro país. Estamos absolutamente dispuestos a entrar a esa gran discusión que requiere el país para dar soluciones urgentes alrededor de la crisis sanitaria y económica", concluyó. (Télam)