El Senado de Uruguay aprobó hoy, con los votos del opositor Frente Amplio (FA), una moción para interpelar a los ministros de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, y de Salud Pública, Daniel Salinas, por el manejo del gobierno de la pandemia de Covid-19, decisión cuestionada por el oficialismo.

Como para aprobar una propuesta de interpelación se necesita un tercio de los votos, alcanzaron 13 votos del FA sobre 29 para forzar la presencia de los dos ministros en el recinto, todavía sin fecha.

“No aporta absolutamente nada con respecto a la situación que está atravesando hoy el país. Por el contrario, es desaconsejable desde todo punto de vista una acción de este tipo”, sostuvo el senador nacionalista Gustavo Penadés, para quien “se sabe cual es el comienzo y el final de la interpelación”, porque el Ejecutivo explicó “una y mil veces” lo que ahora se quiere saber.

Penadés advirtió que además de que la convocatoria excede el llamado a Arbeleche y a Salinas, ya que en la moción presentada por el Frente Amplio se incluye discutir las “políticas sociales” desarrolladas en pandemia, porque “está mal redactada”, reportaron los sitios de El Observador y La República.

El punto obligó a consultas de la titular del Senado, Beatriz Argimón, quee después explicó que la interpelación comprenderá solo los aspectos sanitarios y económicos de las políticas desarrolladas desde el 13 de marzo del año pasado.

Desde el FA, en tanto, Oscar Andrade advirtió que “faltó una capa adicional de medidas de restricción y el gobierno perdió la posibilidad de blindar abril y mayo” y consideró que “pensar que no se puede cambiar nada de la estrategia desarrollada es inconcebible, cuando Uruguay está entre los peores países del mundo, a pesar de tener ventajas comparativas”.

Para Andrade, la interpelación era la vía que le quedaba a la oposición luego del “fracaso” del diálogo que se intentó con el Gobierno

El líder de Cabildo Abierto, integrante de la alianza gobernante, Guido Manini Ríos lamentó que •se va a distraer a dos ministros que están en la primera línea, tal vez en los lugares de más sensibilidad en esta lucha con la pandemia, simplemente para tratar de arrimar agua para un molino político”, y evaluó que está “faltando cierta grandeza de mirar todos juntos”.

Desde el Ejecutivo, el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, dijo que “cuesta entender la decisión cuando hay una comisión que está trabajando, cuando hay una reunión y un gesto del presidente de la República de recibir a todos los partidos políticos”. (Télam)