Francisco y la misa en el estado en que brilló el "Burrito" Ortega


El estadio en el que el Papa celebró hoy en Edmonton su primera misa pública en suelo canadiense vio brillar a otro argentino hace 13 años y un día.

Fue durante la Copa Edmonton, organizada por el Gobierno local, cuando River Plate, dirigido entonces por Néstor Gorosito, se enfrentó en suelo canadiense al Everton inglés, el 25 de julio de 2009. Los "millonarios", que habían sufrido la lesión a último momento de Marcelo Gallardo, consiguieron la victoria -y el trofeo- con un gol de uno de sus "hijos pródigos" que en ese partido volvía a vestir la camiseta de la banda tras una larga ausencia: Ariel "El Burrito" Ortega. El ídolo jujeño se ganó el lugar entre los 11 por una lesión a último momento de otra figura riverplatense que hacía en esa gira su regreso al club: el hoy técnico Gallardo.

Ubicado en un complejo de 17 hectáreas, el Estadio Commonwealth es el más grande al abierto de Canadá, con una capacidad de 56.302 espectadores.

----

El Papa y 54 kilómetros cuadrados de agua bendita


Francisco participó hoy del tradicional peregrinaje al lago Santa Ana, unos 80 kilómetros al noroeste de Edmonton, en donde bendijo los 54 kilómetros cuadrados de la superficie del espejo cuya agua es conocida hace años por sus supuestas propiedades curativas.

El peregrinaje, que unió en los últimos años a católicos y pueblos indígenas, se mantiene como una tradición desde fines del siglo XIX. La presencia católica, que convive con la de los pueblos Métis y First Nations, está dada por los "oblatos de María Inmaculada", que fundaron una misión y en 1889 organizaron la primera peregrinación en honor a Santa Ana, que dio un nuevo nombre al lago. Se convirtió entonces en un destino para la oración y un lugar de encuentros espirituales, y debido a su importancia social y cultural, en el 2004, fue declarado sitio histórico nacional de Canadá.

"Tal vez sin saberlo, este era un lugar de reconciliación, la unión de dos mundos: indígenas y no indígenas, cuando la primera peregrinación a estas costas fue en 1889", dijo a Télam el jefe Tony Alexis, de Alexis Nakota Sioux.

----

Francisco y el recuerdo personal de su abuela


Durante la peregrinación al Lago Santa Ana en la que destacó el rol de los ancianos y en particular de las abuelas, el Papa dedicó un recuerdo especial a Rosa Vasallo, la madre de su padre.

"Pienso en mi abuela. De ella recibí el primer anuncio de la fe y aprendí que el Evangelio se transmite así, a través de la ternura del cuidado y la sabiduría de la vida. La fe raramente nace leyendo un libro nosotros solos en el salón, sino que se difunde en un clima familiar, se transmite en la lengua de las madres, con el dulce canto dialectal de las abuelas", planteó el pontífice.

La historia de la "abuela del Papa", nacida en en 1889 en la localidad italiana de Piana Crixia y fallecida en 1974, se narra con claridad y detalles en el libro "Rosa de los dos mundos. La historia de la abuela del Papa Francisco", que describe la vida y creencias de la abuela que dejó "una profunda huella humana y religiosa" en el pontífice.

----

El "cantante de los papas"


Al llegar al lago Santa Ana, donde este martes participó de una tradicional peregrinación católica, el Papa fue recibido con tambores indígenas y música que mostró la multiculturalidad de una zona de Canadá en la que conviven nativos con descendientes de occidentales. Entre la música que lo recibió, se destacó especialmente el cantante Eugene Alexis, del pueblo indígena Alexis Nakota Sioux Nation, quien consultado por Télam deseó que la llegada del Papa permita que los nativos puedan quedar totalmente visibilizados.

"No queremos esconder más quienes somos. Hemos estado aquí desde tiempos inmemoriales y queremos solo el mismo respeto que todos los demás", dijo Alexis, que ya había cantado para Juan Pablo II cuando el entonces pontífice visitó Canadá en 2002. (Télam)