Una de las organizaciones que sostiene el paro nacional y las movilizaciones en Colombia anunció hoy protestas en las afueras del estadio de Barranquilla donde el martes próximo deben jugar la selección local y Argentina su partido por las eliminatorias para el Mundial Qatar 2022.

“Si no hay paz, no hay fútbol” es el lema de la convocatoria el Comité Juvenil del Paro en el Atlántico, que anunció un “plantón” en los alrededores del Estadio Metropolitano Roberto Meléndez.

Según el sitio del diario El Nuevo Siglo, el sector pretende hacer entender a las autoridades que no pueden programarse eventos como un encuentro por eliminatorias de un mundial en pleno paro nacional.

"Vamos a llegar a las afueras del estadio Metropolitano. Un plantón pacífico para que no se juegue el partido de Colombia vs Argentina. No podemos permitir que en el país cómo está, se vaya a jugar un partido como si no estuviera pasando nada. Colombia está pasando por una situación muy crítica. Mientras ellos festejan un partido de fútbol, nosotros estamos aquí matándonos para sacar nuestros derechos adelante", dijo un joven del Comité que pidió no ser identificado.

Si se cumple el anuncio, no será la primera vez que un partido esté en riesgo por la situación socio-política del país.

Ya hubo manifestaciones y represión antes de algunos partidos por las copas Sudamericana y Libertadores, y otros debieron mudar su sede.

El 12 de mayo los gases lanzados fuera del estadio se vieron dentro del campo de juego mientras precalentaba River, antes de su partido ante Junior de Barranquilla, y esa misma noche estuvo en riesgo el partido entre Atlético Nacional de Medellín y Nacional de Montevideo, en Pereira.

En los casos hubo manifestaciones en las afueras de los estadios y en los hoteles en los que se hospedaban los planteles, en apoyo al paro que comenzó el 28 de abril y en busca de evitar que los cotejos se jugaran.

Después, la Conmebol reprogramó los duelos Junior de Colombia-Fluminense de Brasil y Deportes Tolima-Emelec de Ecuador para que se disputaran en Guayaquil y Lima, respectivamente, y Asunción del Paraguay terminó siendo elegida como sede de Santa Fe de Bogotá-River Plate y de Atlético Nacional de Medellín-Argentinos Juniors. En la capital de Paraguay también se jugó La Equidad de Colombia-Lanús. (Télam)