NUEVA YK, 3 ENE - Donald Trump, quien ordenó un ataque aéreo en el aeropuerto internacional de Bagdad que mató a Qasem Soleimani, comandante militar iraní clave, afirmó hoy que Irán "nunca ganó una guerra", mientras que el precandidato presidencial demócrata Joe Biden expresó que el presidente arrojó "dinamita a un campo minado".

"Irán nunca ganó una guerra, pero nunca perdió una negociación!", escribió Trump en Twitter, antes de apuntar que Soleimani fue responsable de numerosas muertes, incluso de miles de estadounidenses, y que "era odiado y temido en el país".

"El general Qassem Soleimani ha matado o herido gravemente a miles de estadounidenses durante un período prolongado de tiempo, y estaba conspirando para matar a muchos más… pero lo atraparon!", subrayó el republicano.

"Fue directa e indirectamente responsable de la muerte de millones de personas, incluido el reciente gran número de manifestantes asesinados en el propio Irán", insistió el republicano.

"Si bien Irán nunca podrá admitirlo adecuadamente, Soleimani fue odiado y temido dentro del país.

Lo lideres no están tan tristes como dejarán que el mundo exterior crea", señaló.

"Deberían haberlo hecho hace muchos años!", apuntó Trump.

Trump indicó que el pueblo iraquí "no quiere ser dominado y controlado por Irán".

"En los últimos 15 años, Irán ha ganado más… y han obtenido más control sobre Irak, y el pueblo de Irak no está contento con eso.

Nunca terminará bien!", dijo.

El primer tuit del presidente después del ataque, minutos después de la noticia, fue una imagen de la bandera estadounidense, que quedó fijada en su cuenta de Twitter.

Más allá de los términos de Trump, encuestas recientes mostraron que Soleimani era la figura pública iraní más popular, con 8 de cada 10 iraníes que tenían opiniones favorables sobre él, según un estudio de opinión pública publicado por el Centro de Estudios Internacionales y de Seguridad de la Universidad de Maryland en octubre pasado.

Trump ordenó el jueves el ataque estadounidense que mató a Soleimani, el comandante de alto perfil de la élite Quds Force de Irán, y que a veces se describió como la segunda persona más influyente del país, según el Pentágono.

El secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo, por su lado, afirmó hoy que, al ordenar el ataque aéreo, Trump demostró a los líderes de Irán que tomará acciones "rápidas y decisivas" para proteger a los norteamericanos.

Entrevistado para el programa "Fox & Friends", Pompeo enfatizó que el gobierno de Trump mostró "moderación" militar frente a docenas de ataques dirigidos por Irán y sus representantes contra los intereses estadounidenses, que culminó con la muerte de un contratista estadounidense en Irak la semana pasada.

"Creo que el liderazgo iraní entiende que el presidente Trump tomará medidas.

.

.

Dejamos muy claro que estas respuestas serían rápidas y decisivas", celebró Pompeo.

"Ahora lo hemos demostrado", aseveró.

"Espero que el liderazgo iraní vea eso y vea la resolución estadounidense y que su decisión será reducir la escala y tomar medidas consistentes con lo que hacen las naciones normales", continuó.

Por el lado demócrata, todas fueron críticas.

El precandidato presidencial demócrata Joe Biden afirmó hoy que el presidente le echó "dinamita a un campo minado" al atacar y matar al iraní.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, está pidiendo al gobierno de Trump que informe de inmediato a los legisladores sobre el ataque aéreo estadounidense y lo que la Casa Blanca planea hacer a continuación.

"El ataque aéreo corre el riesgo de provocar una escalada peligrosa de violencia", expresó Pelosi.

"Estados Unidos y el mundo no pueden permitirse que las tensiones aumenten hasta el punto de no retorno", remarcó la legisladora que impulsó el juicio político a Trump.

(ANSA).