NUEVA YK, 9 ENE - La prensa estadounidenses abonó hoy la hipótesis de que la caída del avión de pasajeros ucraniano se debió al impacto de misiles iraníes, pero Teherán lo rechaza con énfasis.

Según revelaciones de la revista Newsweek y la cadena CBS News, servicios de inteligencia estadounidenses habrían interceptado señales de dos misiles lanzados por los iraníes, probablemente del tipo SA-15.

La hipótesis que manejan es que el avión fue golpeado involuntariamente por esos cohetes.

El equipo de expertos ucranianos que investiga el desastre se reunió en Teherán con las autoridades de la aviación civil iraní, que continúa considerando que el aparato se precipitó por un problema técnico.

La República Islámica invitó a participar de la investigación a Canadá y a Suecia, que en la tragedia perdieron respectivamente 63 y 10 muertos.

El total de muertos, incluido los miembros de la tripulación, fue de 176.

Las autoridades ucranianas, citadas por los medios, no excluyen que la caída del Boeing de Ukrainian International Airlines tras despegar del aeropuerto internacional de Teherán pueda haber sido causada por el impacto con un misil antiaéreo, una colisión de otro tipo o que sea fruto de un "acto de terrorismo".

Según la investigación iraní, en cambio, el avión estaba volviendo atrás debido a un "problema".

"El avión, que al comienzo iba al este para dejar la zona del aeropuerto, giró a la derecha por un problema y estaba volviendo al aeropuerto en el momento del incidente", informó la Organización para la Aviación Civil iraní en su web.

Según la entidad el Boeing ucraniano "se prendió fuego en vuelo" antes de estrellarse.

Irán respondió hoy inmediatamente a la hipótesis de los misiles.

Esa teoría "no tiene sentido", dijo el jefe de la aviación civil iraní y viceministro de Transporte, Ali Abedzadeh.

"Varios aviones nacionales e internacionales volaban en el espacio aéreo iraní al mismo tiempo a la misma altitud" y no tuvieron problemas, dijo en un comunicado.

(ANSA).