Por Patrizio Nissirio ROMA, 2 ENE - Una alianza en nombre del gas, en el campo energético, pero también un acuerdo entre gobiernos con un fuerte significado político se plasmó hoy en Atenas, donde Grecia, Chipre e Israel acordaron la construcción del gasoducto East-Med.

La firma fue en presencia del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu; del griego, Kyriakos Mitsotakis; y del presidente chipriota Nicos Anastasiades, además de los ministros de energía de esos países.

Todo un mensaje para la región.

Se trata de un entendimiento con características únicas, subrayan fuentes del gobierno griego, pues también establece un artículo que proporciona medidas de defensa para el conducto, que debe llevar gas natural extraído de las aguas territoriales de Israel y Chipre a Europa.

Pero no es la única característica para indicar el sentido estratégico del acuerdo: Grecia, Chipre e Israel también acordaron un sistema de impuestos único para la construcción del East-Med, con la perspectiva de incluir a otros países en el convenio y el de trabajar juntos para explotar depósitos que pueden ser descubierto en el futuro.

Además, cualquier reserva de gas que se detecte al sur de Creta se conectará a la tubería.

La alianza entre los tres países también sirve para enviar un fuerte mensaje a Turquía, que desafía el derecho de Chipre -o la República Chipriota, la única reconocida por el comunidad internacional, a diferencia de la República Turcochipriota, reconocida solo por Ankara- para explotar depósitos de petróleo y gas en las aguas de la Zona Económica Exclusiva Chipriota (ZEE).

Chipre ha enviado barcos militares en el pasado en apoyo de sus exploraciones de energía en el área, sólo para aclarar sus intenciones.

Según los planes originales, East-Med también debería llegar a Italia, en Puglia, pero la hipótesis por el momento sigue siendo solo una opción sobre la mesa.

Según el periódico griego Kathimerini, el ministro de Energía y Ambiente heleno, Kostis Hatzidakis, recibió una carta del ministro de Desarrollo Económico italiano, Stefano Patuanelli, en el que expresa "los mejores deseos para el éxito de la iniciativa, que Italia continúa apoyando dentro de los proyectos europeos de interés común".

Sin embargo, el documento de hoy no cuenta con una firma italiana.

Israel destacó la importancia del acuerdo, luego de que frente a la ciudad de Cesarea (costa israelí) estuviera por unos días la plataforma marina del campo de gas natural.

que está en funcionamiento en Leviatán, desde donde se suministrará gas a Jordania y Egipto.

"Después de eso también exportaremos a Europa", se ufanó el ministro de Energía de Isrel, Yuval Steinitz.

"Es una cumbre muy importante ", dijo Netanyahu al partir desde Atenas.

"Hemos formado una alianza en el área del mar Mediterráneo Oriental, una alianza que importa enormemente para el futuro energético de Israel, y eso contribuye también a la estabilidad en la región", añadió el premier.

(ANSA).