Por Mónica Uriel MADRID, 7 ENE - España tendrá por primera vez desde la transición un gobierno de coalición, formado por los socialistas de Pedro Sánchez como presidente y Podemos, liderado por Pablo Iglesias, quien será vicepresidente.

Mientras que en Europa están extendidos los gobiernos de coalición, España siempre tuvo desde 1976 ejecutivos monocolor encabezados por el partido socialista (PSOE) o el Partido Popular (PP).

El anterior gobierno de coalición se remonta en España a la segunda República, entre 1931 y 1936.

Lo que no fue posible entre PSOE y Podemos tras las elecciones de abril pasado, se fraguó en dos días al repetirse los comicios el 10 de noviembre.

En ambas ocasiones Sánchez venció sin mayoría absoluta, por lo que necesitó buscar el apoyo de su socio "natural".

En el primer intento el gobierno de coalición fracasó debido a que Podemos y socialistas no se pusieron de acuerdo en el reparto de carteras.

"No se da la confianza para un gobierno de coalición", dijo entonces la portavoz socialista, Adriana Lastra.

De la veintena de ministerios, Podemos tendrá en este ejecutivo cinco carteras, incluida una vicepresidencia social para Iglesias.

Las otras carteras de Podemos son para Irene Montero, que asumirá Igualdad, hasta ahora en manos de la vicepresidenta Carmen Calvo; el sociólogo Manuel Castells será ministro de Universidades; el líder de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, asumirá Consumo; y Yolanda Díaz, Trabajo.

El gobierno tendrá otras dos vicepresidencias, Calvo y Nadia Calviño, quien asumirá la vicepresidencia económica.

La agenda social es el punto de unión entre socialistas y Podemos en el futuro gobierno progresista.

El programa incluye medidas como la regulación de las subidas abusivas del alquiler o la universalización de la educación infantil de 0 a 3 años.

El asunto más espinoso de la próxima legislatura será el "conflicto político catalán", que el futuro gobierno se compromete a resolver a través del diálogo.

(ANSA).