BRASILIA Y RIO DE JANEIRO, 18 DIC - Flavio Bolsonaro, el hijo del presidente de Brasil Jair Bolsonaro, calificó como "ilegal" el operativo policial en el que fue allanado un comercio de su propiedad en Rio de Janeiro por orden de la Justicia, que investiga un esquema de lavado de dinero.

La policía también requisó propiedades de familiares de la ex esposa del presidente.

Cerca de quince agentes ingresaron en un comercio de venta de chocolates, de la franquía Kopenhagen, en un centro comercial del barrio Barra da Tijuca, en la zona oeste de Rio de Janeiro.

Uno de los propietarios del comercio es el senador federal Flavio Bolsonaro que entre 2003 y 2018 fue diputado en la Asamblea Legislativa de Rio de Janeiro.

"Flavio Bolsonaro está sorprendido con el operativo, pero tiene cero de preocupación, no van a encontrar nada ilegal", dijo su abogado Frederich Wasseff.

"Invadieron la empresa de mi cliente (.

.

.

) está ocurriendo una serie de ilegalidades y arbitrariedades" , acotó el letrado de Flavio Bolsonaro.

La Justicia estadual de Rio investiga desde el año pasado si Flavio Bolsonaro integró una organización que lavó dinero, al desviar salarios de empleados de su gabinete.

Los policías forzaron la puerta de la chocolatería para poder ingresar en la mañana de hoy cuando todavía no había empleados dentro de la misma.

La causa está bajo secreto de sumario pero el diario O Globo reportó que los policías y fiscales estaduales se retiraron cerca de las 10 horas (13 GMT) con documentos incautados en el local.

También hubo otros allanamientos en propiedades de Fabricio Queiroz, un exasesor de Flavio Bolsonaro en la Legislatura, que es amigo del presidente desde los años ochenta, cuando ambos estaban en el Ejército.

Por su parte, el presidente Jair Bolsonaro, que se encuentra en Brasilia, no quiso responder a las preguntas de periodistas sobre el operativo en Rio.

El COAF, organismo de control de movimientos financiaros, detectó que Queiroz recibió dinero de empleados del despacho de Flavio Bolsonaro.

La Procuraduría sospecha que Queiroz entregó dinero de los empleados a su antiguo jefe en lo que, de confirmarse, se encuadraría como lavado de dinero y peculato.

La Justicia impartió 24 órdendes de allanamiento e incautación de documentos en la ciudad de Rio de Janeiro y Resende, interior del estado.

Allí residen familiares de la exesposa de Jair Bolsonaro, Ana Cristina Siqueira Valle, que fueron contratados por Flavio Bolsonaro en la Legislatura provincial.

(ANSA).