SANTIAGO DE CHILE, 30 DIC - Entre 800 y 1.

200 efectivos de fuerzas especiales de Carabineros custodiarán la noche del 31 de diciembre la Plaza Italia, lugar icónico de las manifestaciones sociales en Chile a la cual convocaron distintas organizaciones para esperar la llegada del año 2020.

En medio de la tensión que reina en el ambiente, agravadas por la muerte el último viernes de un joven manifestante, el presidente, Sebastián Piñera, se tomó dos días libres y no asistió hoy ni mañana al palacio de La Moneda.

Ante el llamado a acudir en la medianoche a Plaza Italia, Carabineros preparó un operativo policial en el que participarán las Fuerzas especiales.

El Intendente Metropolitano, Freddy Guevara dispuso desde hace tres viernes impedir cualquier tipo de manifestación en Plaza Italia que no esté autorizada.

Mañana, ocurrirá lo mismo, según trascendió, pese a que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos le recordó al estado chileno que existe el derecho a manifestarse.

Carabineros rechazó que haya un "copamiento policial preventivo" y que lo que ellos están haciendo es sólo prevención.

Los efectivos que Carabineros dispondrá en Plaza Italia son parte de los 2.

700 policías que actualmente tiene la dotación de Fuerzas Especiales.

Una versión del diario La Tercera señaló que las policías extranjeras que han venido a asesorar a Chile tras el estallido social del 18 de octubre han reparado en el bajo número de estos policías, lo que hace muy difícil controlar a los cuatro millones de personas que se han manifestado en las calles, se afirmó.

El cuestionado general director de Carabineros, Mario Rozas, dispuso el aumento de esta unidad para llegar a abril del próximo año a 4.

000 policías especializados en labores de control de orden público.

Todos, además, serán reentrenados y los que llegan a reforzar serán sacados de labores administrativas para pasar a formar parte de las filas de orden público.

Una vez establecido este número, se les capacitará mensualmente por cerca de un año, como mínimo, señaló el periódico.

La convocatoria para pasar la noche de Año Nuevo en Plaza Italia lleva más de una semana dando vueltas en redes sociales.

Diputados opositores y concejales presentaron una carta ante la alcaldesa de la comuna, Evelyn Matthei, para que la zona sea iluminada.

"Con o sin permiso de la intendencia será punto de reunión", escribió el concejal Jaime Parada en su Twitter.

Sin embargo, la alcaldesa dijo que la solicitud había sido hecha fuera de tiempo y sostuvo que "los que llaman a manifestaciones les importa un pito (nada) la gente que trabaja y vive allí".

En tanto, el presidente Piñera se tomó dos días libres, según confirmaron desde la Presidencia.

Sin embargo indicaron que de todas formas el mandatario "está trabajando y conectado" fuera de Palacio con su Comité Político.

Mañana -al mediodía- también tendrá libre el jefe de Estado.

Piñera volvió a causar polémica este fin de semana a raíz de sus declaraciones de que "lo peor de la crisis ya pasó y ahora toca aprender las lecciones para construir un mejor país entre todos".

Sus declaraciones fueron criticadas por la oposición al señalarle que están fuera de la realidad.

El senador del oficialista partido Renovación Nacional, Francisco Chahuán, también rechazó sus dichos afirmando que "lo peor de la crisis no ha pasado, claramente no ha pasado, y en la medida que el Gobierno no pueda restablecer el orden público, por supuesto que tenemos problemas".

(ANSA).