La situación en Afganistán, tras la arrolladora embestida talibán, la caída del Gobierno y las escenas de pánico en la capital Kabul, constituye "una tragedia que se debería haber previsto y evitado" y, de no mediar "una acción rápida y decisiva de la comunidad internacional, se agravará aún más", señaló hoy la secretaria general de Amnistía Internacional (AI), Agnes Callamard.

"Miles de afganos están en grave peligro de sufrir represalias a manos de los talibanes -desde personal académico hasta periodistas, activistas de la sociedad civil y defensoras de los derechos humanos- y podrían enfrentarse a un futuro muy incierto", señala una declaración de la organización humanitaria distribuida a la prensa.

Callamard agregó que los Gobiernos extranjeros deben tomar todas las medidas necesarias para garantizar una salida segura de Afganistán a quienes están en el punto de mira de los talibanes.

Esto incluye la entrega veloz de visados, ofrecer apoyo a quienes emigran desde el aeropuerto de Kabul, proporcionar plazas de reubicación y reasentamiento y suspender todas las deportaciones y devoluciones, subraya el documento.

"Pedimos a Estados Unidos que garantice seguridad permanente en el aeropuerto mientras se llevan a cabo las evacuaciones", agrega el texto.

Finalmente, ante la nueva y cruda realidad que debe afrontar la población afgana, AI sostiene que el Consejo de Seguridad de la ONU también debe aprobar una resolución de emergencia para pedir a los talibanes -que en la práctica ya controlan el país en su totalidad- que respeten el derecho internacional de los derechos humanos, protejan a la población civil y pongan fin a los ataques de represalia mientras se siguen negociando los acuerdos para la transición.

Miles de afganos y afganas que temen la vuelta al régimen talibán intentan huir del país por el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul.

En las redes sociales circulan profusamente videos donde se ven cientos de personas cruzando la pista mientras soldados estadounidenses hacen disparos de advertencia al aire, y a una multitud intentando abrirse paso a empujones por la escalerilla de un avión y decenas de personas aferradas a los laterales de aviones en un dramático y desesperado intento por huir. (Télam)