El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, opinó hoy que Santiago Nieto tomó una "buena decisión" al renunciar a su cargo de jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), tras la polémica que se desató por su fastuosa boda en Guatemala y defendió de las críticas a su reemplazante, Pablo Gómez.

"Pienso que fue una buena decisión de Santiago Nieto presentar su renuncia", expresó el mandatario al ser consultado en su habitual rueda de prensa matutina y defendió a su reemplazante, Gómez, quien fue criticado por su falta de experiencia: "es un hombre íntegro, honesto, incorruptible", dijo sobre el economista y líder estudiantil del movimiento de 1968.

Nieto, hasta ayer al frente del organismo que persigue el lavado de dinero, renunció después de la polémica generada el último fin de semana por su ostentosa boda en Antigua Guatemala con la consejera electoral Carla Humphrey.

"Antes de que pudiera afectarse al proyecto, por las críticas derivadas de actos de terceros relacionados con un evento personal y transparente, preferí presentar mi renuncia como titular de la UIF. Mi lealtad es con el presidente. Mi amor para Carla Humphrey", anunció Nieto en Twitter.

Unos 300 invitados asistieron a la fiesta, varios en avión privado, entre ellos la secretaria de Turismo de la Ciudad de México, Paola Félix, quien también se vio obligada a renunciar por incumplir las reglas de austeridad del Gobierno.

Además, en el avión se encontraron 35.000 dólares en efectivo que resultaron ser del presidente ejecutivo del Consejo de Administración del diario mexicano El Universal, Juan Francisco Ealy Ortiz.

Click to enlarge
A fallback.

El lunes, antes de que Nieto presentara su renuncia, AMLO tachó la boda de "asunto escandaloso". (Télam)