Un alto funcionario del Senado de México, considerado aspirante a suceder al presidente Andrés Manuel Lópes Obrador, fue detenido por su presunta participación en el asesinato de un excandidato a una alcaldía en el estado del este mexicano, Veracruz, uno de los más afectados por la violencia, informó hoy la fiscalía de ese distrito.

Se trata de José Manuel del Río, secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado (Jucopo), a quien se lo acusa de estar involucrado en el homicidio de Remigio Tovar, excandidato del partido Movimiento Ciudadano a la alcaldía del municipio de Cazones, ocurrido el 4 de junio pasado.

Tovar fue ultimado a balazos cuando faltaban dos días para los comicios y entre los detenidos por el crimen se encuentra un hombre identificado como Omar "N" (por ley, se reserva el apellido de los inculpados), quien era su jefe de campaña y habría conspirado para matarlo y quedarse con el cargo, precisó la fiscalía en un comunicado que recogió la agencia de noticias AFP.

Del Río, quien fue dos veces diputado federal y también alcalde del municipio veracruzano de Tecolutla (2005-2006), es considerado cercano al senador oficialista Ricardo Monreal, presidente de la Jucopo y uno de los aspirantes a suceder al presidente mexicano.

Monreal, por su parte, consideró que la captura fue "maquinada" y que se trata de un "abuso del poder", al tiempo que defendió el "prestigio y buena fama" de Del Río, de acuerdo con un video publicado en sus redes sociales.

El detenido será presentado en audiencia inicial ante un juez para que defina su situación jurídica, detalló el comunicado.

Click to enlarge
A fallback.

Monreal ha tenido diferencias públicas con el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, también del partido oficialista Morena.

Las elecciones legislativas y locales del 6 de junio pasado y la campaña electoral estuvieron marcadas por la violencia, con 102 políticos asesinados, 36 de ellos candidatos o precandidatos a puestos locales, según cifras de la consultora privada Etellekt.

Veracruz es uno de los estados más afectados por la violencia de cárteles del narcotráfico, que se disputan su territorio, asentado a lo largo de la costa del Golfo de México, así como por la colusión de criminales con autoridades. (Télam)