La histórica ola de movilizaciones que se realiza en Colombia desde el 28 de abril es apoyada por casi el 75% de los colombianos, que también rechazan mayoritariamente la feroz represión con que el Gobierno del presidente Iván Duque intentó sin suerte neutralizarlas, según un estudio del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) presentado hoy.

La encuesta que se presentó ante la prensa recoge el clima que se vive en el país latinoamericano tras 44 días de protestas iniciadas por una reforma impositiva -finalmente retirada ante la presión social- pero que mantuvo su efervescencia ante la militarización de las calles, los abusos policiales y alto costo en vidas que trajo la represión.

El sondeo, basado en 1.945 entrevistas telefónicas entre el 13 de mayo y el 08 de junio en 49 localidades de todas las regiones del país con representatividad urbana y rural, registra que el 74,5% de los consultados aprueba la protesta y sus reivindicaciones encabezadas por el Comité Nacional de Paro (CNP), frente al 23,5% que lo desaprueba y un 2% que no emitió opinión.

Por otra parte, el 59,9% considera que las fuerzas de seguridad reprimen "de forma excesiva" a los manifestantes, mientras el 35,3% considera que "actúan de manera correcta para evitar el vandalismo" y un 4,8% no emite opinión al respecto.

Golpeado por la pandemia, el país atraviesa una situación de profundo deterioro económico que se manifiesta en el alto nivel de endeudamiento que admiten los encuestados.

Durante el último año, el 57% de los colombianos debió tomar deudas para solventar gastos básicos familiares y el 66% manifiestan haber tenido dificultades para afrontar los gastos relacionados con la vivienda, como alquiler, impuestos, servicios, etc.

En este contexto crítico, la gestión de Gobierno del presidente es evaluada en forma negativa por el 76%, la misma proporción que manifiesta tener imagen negativa del actual mandatario.

En cuanto al ex presidente Álvaro Uribe, su imagen positiva es tan solo 17%; mientras el uribismo como identidad política experimenta un importante descenso de sus adherentes.

El 11% se considera uribista, 48% se consideran antiuribistas y el resto no se posiciona ante este clivaje.

En relación a las expectativas sobre las elecciones presidenciales de 2022, el 58% de los consultados cree que hay posibilidades de que Gustavo Petro sea elegido como el próximo presidente.

Petro lidera la intención de voto probable con 30,3%, seguido de el exalcalde de Medellín y militante de Compromiso ciudadano Sergio Fajardo 14,7%, el senador liberal Juan Manuel Galán 7,3%, el diplomático y escritor también liberal Humberto de la Calle 6,2%, el abogado Germán Vargas Lleras 5,2%, el ex concejal de Medellín Federico Gutiérrez 4,9%, y por último Tomás Uribe 3,3%. (Télam)