La Policía Federal brasileña allanó hoy las residencias y oficinas del cantante Sergio Reis y el diputado Otoni de Paula, ambos simpatizante del presidente ultraderechista, Jair Bolsonaro, por actos violentos y amenazantes contra la democracia y alentar un golpe de Estado.

Reis y de Paula son sospechosos de "la eventual comisión del crimen de incitar a la población a realizar actos violentos y amenazadores contra la democracia, el Estado de Derecho y sus instituciones, tanto como contra los miembros de los Poderes", informó la Policía Federal (PF) a través de una nota aparecida en medios locales.

Según la nota esta instigación se produjo a través de las redes sociales donde los acusados propiciaron "la práctica de actos violentos y amenazantes contra la Democracia, el Estado de Derecho y sus Instituciones, así como contra miembros de los Poderes".

El popular cantante y productor agropecuario Reis impulsa la invasión del Senado y un paro nacional de camioneros, para presionar en favor de la destitución de los once jueces del Supremo Tribunal Federal.

El diputado de Paula, del derechista Partido Social Cristiano, pidió que la población se movilice contra los jueces el 7 de setiembre, en los actos convocados este jueves por el presidente Bolsonaro.

Según las primeras informaciones los agentes de la Policía Federal allanaron en la mañana de hoy el despacho del diputado en Brasilia y en sus propiedades en Rio de Janeiro, además de requisar el domicilio de Reis en el estado de San Pablo. (Télam)