Mientras Estados Unidos comenzaba a registrar resultados positivos de la nueva gestión de la pandemia de coronavirus liderada por el flamante Gobierno de Joe Biden y la Unión Europea (UE) tomaba medidas para evitar nuevos retrasos en la aprobación y la llegada de vacunas, Nueva Zelanda -un país que parecía haber superado la epidemia- impuso hoy una nueva cuarentena para frenar el último brote.

Mientras el mundo sumaba 350.000 nuevos casos de coronavirus y unos 10.000 fallecidos en las últimas 24 horas, lo que elevaba hoy los totales a 108,7 millones y 2,38 millones respectivamente, el país más golpeado por la pandemia, Estados Unidos, reportó más de 82.000, una cifra que no se veía desde finales de octubre, al inicio del tercer pico de contagios.

No obstante, a un mes del cambio de Gobierno, ya se vacunaron más de 50 millones de ciudadanos y la curva nacional de casos mantiene un descenso sostenido, que en Nueva York se reflejo con un descenso de la tasa de positividad a los niveles de noviembre pasado, según informó la cadena CNN.

También se experimentó en una leve mejora de la proyección que realiza el Instituto de Métricas y Evaluación de Salud (IHME, en inglés) de la Universidad de Washington, que había pronosticado que el país alcanzaría los 631.000 muertos por coronavirus para el 1 de junio próximo, pero hoy esa cifra se redujo a 614.500.

En el vecino México, tras registrar más de 1.200 muertos por la Covid-19, el presidente Andrés López Obrador anunció que su Gobierno ya compró 140 millones de dosis de vacunas para combatir la enfermedad y que prevé haber vacunado al menos con una dosis a los adultos mayores de 60 años para abril.

En paralelo, del otro lado del océano Atlántico, la UE prometió que acelerará el proceso de autorización de las vacunas adaptadas a las nuevas variantes de coronavirus, tras las críticas que recibió el bloque por demorarse en la aprobación y obtención de dosis en un continente con casi 35 millones de casos.

"Analizamos con la Agencia Europea de Medicamentos el procedimiento y decidimos que a partir de ahora una vacuna mejorada por un fabricante para combatir las nuevas variantes sobre la base de una vacuna ya existente" y certificada "no necesitará pasar todas las etapas de autorización", anunció hoy la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides, citada el diario Augsburger Allgemeine.

Según Kyriakides, la UE ya consiguió reservar 700 millones de dosis para una entrega de aquí a finales del tercer trimestre de 2021.

En tanto, Alemania cerró hoy gran parte de sus fronteras con la República Checa -que tiene un millón de casos declarados con menos de 11 millones de habitantes- y el Tirol austríaco -mayor foco de infección de la variante sudafricana-, lo que provocó discrepancias con la UE, que busca evitar que cada país tome medidas individualistas.

"Las personas que no formen parte de las pocas excepciones autorizadas no podrán entrar" en territorio alemán, advirtió el ministro del Interior, Horst Seehofer, citado por el periódico Bild, una decisión que el ministro del Interior austríaco, Karl Nehammer, consideró "absolutamente inaceptable" porque implica el bloqueo del atajo que los austríacos utilizan para viajar a otras regiones.

También se registró un repunte reciente de casos en Italia, por lo que las autoridades sanitarias ordenaron hoy y por 15 días la catalogación de las regiones de Toscana, Liguria, Abruzos y Trentino en alerta naranja, lo que implica el cierre de bares y restaurantes y limitaciones en la circulación, mientras que el resto del país continuará en alerta amarilla con toque de queda nocturno.

Italia reportó hoy 11.068 casos y 221 fallecidos en el último día, elevando los totales a 2,7 millones y 93.577 respectivamente, consignó la agencia AFP.

El contraste es Portugal, donde el Ministerio de Salud informó hoy 138 muertes y 1.677 nuevos contagios, el número más bajo desde Navidad, lo que confirma la tendencia a la baja tras un comienzo de año difícil en el que otros países europeos enviaron ayuda para evitar el colapso del sistema sanitario, replicó la agencia Europa Press.

Asimismo, en España, las restricciones por la pandemia hundieron la participación de las elecciones regionales que se celebraban hoy en Cataluña, la segunda más baja en la historia tras las de 2017, con una caída de 22,5 puntos y situarse cerca del 46%.

Por su parte, el primer ministro británico, Boris Johnson, informó hoy que Reino Unido superó su meta de 15 millones de personas inoculadas con al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus, lo que significa que cumplió el primer objetivo del Gobierno de inmunizar a los grupos más vulnerables a mediados de febrero.

"Hoy hemos alcanzado una etapa importante en el programa nacional de vacunación del Reino Unido", tuiteó el primer ministro.

El Reino Unido, el país más golpeado de Europa, reportó hoy 10.972 casos y 258 fallecidos.

Nueva Zelanda, uno de los países que logró desterrar el virus por meses, debió dar marcha atrás hoy e implementar una cuarentena de tres días en Auckland para frenar un pequeño brote registrado con el contagio de tres personas en la ciudad más grande del país, que por ahora solo reportó poco más de 2.300 casos y 25 decesos, mientras el resto del territorio se declarará en nivel de alerta 2 por el mismo tiempo, anunció la primera ministra Jacinda Ardern. (Télam)