Alemania registró más de 90 muertes por coronavirus durante el domingo, con lo que el país europeo superó de las 80.000 desde el inicio de la pandemia, informó hoy el organismo federal de vigilancia epidemiológica Instituto Robert Koch (RKI).

El organismo, el ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas, señaló en su página web que durante las últimas 24 horas se notificaron 92 fallecimientos por Covid-19, con lo que el total de elevó a 80.006.

En el mismo lapso se detectaron 11.437 nuevos casos de coronavirus, informó el RKI.

El número de casos notificados los lunes suele ser menor, en parte porque el fin de semana se realizan menos pruebas.

La incidencia en siete días, es decir el número de nuevas infecciones computadas por cada 100.000 habitantes en ese plazo y decisiva para determinar restricciones, se situó hoy en 165,3 y vuelve a registrar un alza, dado que ayer fue de 162,3.

El RKI detalló que la tasa de reproducción R de siete días fue de 1,16 anoche, lo que significa que 100 personas infectadas contagian en promedio a otros 116 individuos.

El valor R representa el transcurso de la pandemia hace ocho a 16 días atrás.

Si está por debajo de uno (1) durante un tiempo prolongado, indica que el número de contagios disminuye, si se mantiene de forma continua por encima de uno (1), señala que la cifra va en aumento.

Pese al aumento de casos, las bancadas parlamentarias de la unión conservadora CDU/CSU y el Partido Socialdemócrata (SPD) acordaron hoy suavizar las restricciones previstas en el llamado "freno de emergencia" nacional, pero endurecieron las medidas respecto al cierre de escuelas, según anunciaron hoy sus diputados.

Estas medidas -que tendrán vigencia hasta el 30 de junio como mínimo y cuyo objetivo es que tenga alcance uniforme para toda Alemania- deberán ser aprobadas mañana por el Parlamento.

De esta manera, el toque de queda nocturno se iniciará una hora después de lo previsto en el proyecto de ley, es decir de 22 horas hasta las 5 horas, y no a partir de las 21 horas, informó la agencia de noticias Europa Press.

El conjunto de normas también contempla la posibilidad de que las personas puedan salir a correr o andar hasta la medianoche y que los comercios minoristas sigan vendiendo sus productos a través de la modalidad de venta anticipada, independientemente del número de infecciones de la región en la que se encuentren.

Pese al relajamiento de algunas medidas, los cambios acordados hoy en el proyecto prevén una mayor restricción para las escuelas, ya que la enseñanza virtual será obligatoria en las regiones donde la incidencia de nuevos contagios en siete días sea mayor a 165, cuando originalmente el valor se situaba en 200.

Las bancadas de los partidos miembros de la actual coalición de Gobierno también confirmaron otras medidas, como que el deporte en grupo será posible para los niños de hasta 14 años o que los empresarios deberán ofrecer a sus trabajadores la posibilidad de realizar dos test por semana.

La activación del mecanismo limitará la actividad social y comercial en aquellos lugares donde la incidencia de contagios en siete días supere los 100 casos por cada 100.000 habitantes durante tres días seguidos.

Ayer, cuando el país contabilizaba 79.914 muertos por coronavirus, la jefa de Gobierno, la canciller Angela Merkel, el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier encabezaron un homenaje a las víctimas de la pandemia.

Alemania acumula más de 3,15 millones de infectados.

(Télam)