Alemania reportó hoy 1.244 muertes por coronavirus, un nuevo récord diario desde el inicio de la pandemia, una situación que las autoridades sanitarias consideran "muy preocupante" y que lleva al límite al servicio hospitalario.

El parte del día, en el que además se registraron 25.164 nuevos casos, fue informado por el Instituto Robert Koch (RKI), ente gubernamental de control de enfermedades infecciosas.

La anterior marca de muertes registradas en un día se produjo el 8 de enero, con 1.188 fallecimientos, mientras que la cifra máxima de infecciones sigue siendo de 33.700, registrada el 18 de diciembre, aunque en ella fueron incluidos 3.500 casos del día anterior.

Estas estadísticas son "muy preocupante", dijo hoy el director del RKI, Lothar Wieler, en declaraciones que reproduce la cadena CNN.

Las nuevas infecciones por Covid-19 "deben reducirse enormemente", dijo y agregó que "las unidades de cuidados intensivos nunca han estado tan agotadas como en los últimos días".

La edad promedio de los pacientes en las unidades de cuidados intensivos es de alrededor de 60 años, añadió el jefe del RKI.

Alemania esta enfrentando una nuevo ola de contagios, pese a las restricciones que impuso el Gobierno para contener la pandemia.

El jefe de RKI dijo que el bloqueo actual "no es tan efectivo como en la primavera (boreal)", y pidió a los ciudadanos alemanes que "se queden en casa siempre que sea posible" e instó a los empleadores a permitir que los trabajadores también trabajen desde casa.

El ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn, se mostró pesimista de poder levantar las medidas para principios de febrero y, por el contrario, mostró preocupación por la nueva variante de coronavirus detectada a mediados de diciembre en Reino Unido y de una segunda mutación informada días después con origen en Sudáfrica.

Mientras avanza a un ritmo lento la campaña de vacunación, Alemania acumula cerca de 2 millones de infectados y superó los 44.000 muertos desde el inicio de la pandemia. (Télam)