La canciller alemana, Angela Merkel, declaró hoy que su país planea evacuar de Afganistán hasta 40.000 colaboradores locales.

"Actualmente el tema de los colaboradores locales (en Afganistán) es el más importante para nosotros porque no son 300 personas, sino, probablemente, 10.000 o 40.000", dijo Merkel durante una conferencia de prensa conjunta con su homólogo austriaco, Sebastian Kurz, informó la agencia de noticias Sputnik.

Merkel comentó que aún se necesita determinar cuántos de estos colaboradores realmente quieren salir de Afganistán.

"Dependerá mucho de las condiciones que crearán los talibanes en el país", indicó.

Los talibanes se hicieron con el control de buena parte de Afganistán en la primera quincena de agosto y el día 15 entraron en Kabul, retomando el poder tras dos décadas de intervención de Estados Unidos y sus aliados, que llegó a su término anoche.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, huyó del país y pidió asilo en los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Los talibanes dejaron claro que aspiran a un "traspaso completo" del poder, si bien anunciaron luego la disposición de negociar la creación de "un Gobierno transparente, inclusivo e islámico".

En el valle de Panshir se concentran estos días las últimas fuerzas de resistencia lideradas por el jefe guerrillero Ahmad Massoud y el vicepresidente primero de Ghani, Amrullah Saleh, quien reivindica el papel de mandatario legítimo de Afganistán.

Por su parte, los fundamentalistas afirman haber sitiado Panshir y preparan una ofensiva, si bien dejan entreabierta la puerta para una negociación. (Télam)