Cinco ultraderechistas alemanes, sospechosos de haber tratado de organizar un intento de secuestro del ministro de la Salud y el derrocamiento del Gobierno, fueron imputados por traición, anunció hoy la Fiscalía.

"Los acusados son sospechosos de haber creado una organización terrorista en Alemania", precisó la Fiscalía en su comunicado.

Los ciudadanos alemanes Sven B., Michael H., Thomas K., Thomas O. y Elisabeth R. planificaban tomar el poder de forma violenta, de acuerdo con la investigación.

Los presuntos terroristas abrazaban las ideas del grupo Reichsbürger (Ciudadanos del Reich) que no reconocen el Gobierno actual ni las normas democráticas.

En cambio, afirmaban que el imperio alemán del siglo XIX debía ser el verdadero sistema de gobierno del país y que era necesario restablecer un orden autoritario. 

"Los acusados formaron un grupo que se proponía crear en el país unas condiciones cercanas a la guerra civil sin importar las posibles víctimas humanas, lo que provocaría la caída del Gobierno federal y la democracia parlamentaria", destacó la nota, informó la agencia de noticias Sputnik.

El grupo constaba de una "rama militar" y otra "administrativa" y habría preparado un plan en tres fases para derrocar al Gobierno.

Entre otras cosas, planificaban secuestrar al ministro de Salud, Karl Lauterbach, incluso matando a sus guardias de seguridad, si era necesario, y organizar un apagón eléctrico en todo el país.

Las cinco personas fueron detenidas entre abril y octubre del 2022 y enfrentan cargos que van desde la fundación de un grupo terrorista nacional hasta la preparación de un acto de traición y la violación de la legislación sobre armas, agregó.

Las autoridades alemanas clasificaron en los últimos años la violencia de extrema derecha como la principal amenaza al orden público, por encima del yihadismo.

En diciembre pasado, la Justicia anunció haber frustrado los planes de otro grupúsculo de extrema derecha que planeaba atacar las instituciones democráticas, incluido el Parlamento. (Télam)