Alemania sumó 23.449 casos nuevos de coronavirus y 432 muertos en las últimas 24 horas, frente a los 22.046 contagios y 479 fallecidos de ayer, informó la agencia gubernamental encargada de las enfermedades infecciosas.

Con los nuevos datos, el balance de la pandemia asciende a 1.130.238 personas contagiadas y 18.034 víctimas mortales, lo que sitúa a Alemania en el undécimo puesto de los países más afectados que hasta ayer tenía México, según la universidad estadounidense Johns Hopkins.

En cuanto a las recuperaciones, la cifra asciende a 820.600, incluidas 20.600 personas que recibieron el alta en las últimas 24 horas.

Alemania se había convertido el 27 de noviembre en el duodécimo país con más de un millón de personas infectadas, después de Estados Unidos, India, Brasil, Francia, Rusia, España, Reino Unido, Italia, Argentina, Colombia y México.

Para ensombrecer aun más el panorama, el ministro de Salud, Jens Spahn, lamentó hoy que Alemania, así como también la Unión Europea (UE), se verán afectadas por un drástico recorte del 50% de dosis de vacunas (de 100 millones a 50) anunciado por la farmacéutica norteamericana Pzifer, que alegó problemas de puesta a punto en la cadena de suministro.

De todos modos, el funcionario estimó que la primera tanda de vacunación se implementará a finales de año y que la empresa, asociada con la alemana BioNTech, garantizó 1.000 millones de antídotos a lo largo de 2021.

La vacuna ya fue aprobada por el Reino Unido, pero no todavía en la UE y Estados

Unidos, aunque especialistas dan por descontado que esto ocurrirá a la brevedad.

En cuanto a la prolongación de restricciones impuestas por el Ejecutivo hasta el 10 de enero, el virólogo alemán Alexander Kabulé dijo a una radio local que no le encuentra sentido en tanto una encuesta del instituto You Gov refirió que el 32% de la población esta a favor, el 18 en contra y el 25% duda.

Los jóvenes de entre 18 y 24 años son los más escépticos (39%) pero el 67% de los mayores de 55 aprueba las limitaciones.

En este contexto, la canciller Angela Merkel trata de animar a los ciudadanos y apeló a su responsabilidad en su mensaje de vídeo semanal emitido el sábado, con el argumento de que cada persona "puede hacer algo para frenar la pandemia, usando mascarilla y respetando las medidas de seguridad higiénico-sanitarias".

"Si esta pandemia tiene algo bueno por completo es esto: demuestra que los humanos somos capaces cuando ponemos nuestras mentes en ello, cuando actuamos con perseverancia y creatividad, cuando cruzamos las fronteras y trabajamos juntos", subrayó. La canciller pidió a la población que siga cumpliendo las normas para evitar más contagios durante el periodo de Navidad, ya que "de esa forma experimentaremos que ha valido la pena el esfuerzo, porque todos juntos seremos más fuertes que el virus". (Télam)