El jefe de gobierno alemán, Olaf Scholz, responsabilizó hoy al presidente de Rusia, Vladimir Putin, por "crímenes de guerra" cometidos desde el inicio de la invasión de Ucrania, que tildó de "una flagrante violación de la legislación internacional".

"La invasión rusa de Ucrania sigue siendo una flagrante violación de la legislación internacional", sentenció Scholz en rueda de prensa tras mantener una videoconferencia sobre Ucrania con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y varios de sus pares europeos.

"El asesinato de miles de civiles al que hemos asistido es un crimen de guerra del cual el presidente ruso carga la responsabilidad", agregó el mandatario, citado por la agencia de noticias AFP.

"Sentimos un inmenso dolor por las víctimas y también, hay que decirlo, un gran rabia hacia el presidente ruso y esta guerra sin sentido", reforzó.

Scholz, que enfrenta una fuerte presión interna para que autorice el envío de armas pesadas a Ucrania, indicó que los dirigentes occidentales reafirmaron su "plena solidaridad y apoyo" a Kiev.

El canciller subrayó que era un deber "impedir una extensión de la guerra a otros países" y reiteró que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) no iba a "intervenir directamente" en la disputa. (Télam)