Alemania planea acoger a hasta 50 opositores bielorrusos y miembros de sus familias perseguidos por el resistido Gobierno de Aleksandr Lukashenko, informó hoy el diario Süddeutschen Zeitung citando un documento del Ministerio del Interior germano.

Las autoridades alemanas aprobaron con anterioridad un plan de acciones en apoyo a la oposición en Bielorrusia, que incluye la concesión de becas, asilos, así como apoyo a los medios independientes.

El diario afirma haber recibido la respuesta del Ministerio del Interior a la solicitud del diputado alemán Manuel Sarrazin.

Según el documento, el Ministerio del Interior acordó con el de Exteriores alojar a "hasta 50 perseguidos" en Bielorrusia.

Sarrazin, a su vez, afirmó que el límite de 50 personas ante tal escala de represiones no es suficiente y expresó la esperanza de que las autoridades cambien esta cifra límite de personas que el país puede recibir.

El diario precisa que el asilo de activistas prevé suavizar requisitos de visado y concesión de asilo, reprodujo la agencia de noticias Sputnik.

En los últimos meses Bielorrusia ha sido escenario de multitudinarias protestas que estallaron tras las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto en las que, según el escrutinio oficial, Lukashenko consiguió su sexto mandato.

La oposición bielorrusa denunció numerosas irregularidades electorales y exige la renuncia del gobernante o una repetición de los comicios, alternativas que Lukashenko rechazó de plano.

Además, el mandatario acusa a Polonia, la República Checa, Lituania y Ucrania de estar detrás de las protestas en su contra y dirigirlas, en particular a través de las redes sociales.

Varios países, entre ellos Estados Unidos, miembros de la Unión Europea, el Reino Unido y Ucrania, no reconocen como legítima la reelección de Lukashenko, en el poder desde 1994.

En cambio Rusia, China, varias naciones del espacio postsoviético, Cuba, Venezuela, Nicaragua y Turquía, entre otros, dieron por válidos los resultados de la votación de agosto. (Télam)