El presidente de China, Xi Jinping, le manifestó hoy a su par cubano, Miguel Díaz-Canel, el apoyo de su país a la isla "sin importar cómo cambie la situación internacional", al mantener un encuentro en Beijing.

"Cuba fue el primer país del hemisferio occidental en establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China. Nuestras relaciones se convirtieron en un modelo para la solidaridad y la cooperación de los países socialistas y un modelo para la asistencia mutua sincera de los países en desarrollo", explicó Xi, citado por la agencia de noticias Xinhua.

"No importa cómo cambie la situación internacional, el compromiso de China con la amistad a largo plazo con Cuba no cambiará. La determinación de China de apoyar a Cuba en su búsqueda del socialismo no cambiará. La voluntad de China de trabajar con Cuba para salvaguardar la equidad y la justicia internacionales y oponerse a la hegemonía y la política de poder no cambiará", recalcó el mandatario del gigante asiático.

Xi manifestó además que China continuará apoyando a Cuba "en la defensa de su soberanía nacional y la oposición a la interferencia externa y el bloqueo" económico impuesto desde hace más de 60 años por Estados Unidos.

Por su parte, Díaz-Canel resaltó "el carácter histórico de los excelentes vínculos entre ambos pueblos, partidos y gobiernos, basados en coincidencia de ideales, propósitos y amplia concertación política en foros internacionales", según indicó en Twitter tras el encuentro

"Renovamos y proyectamos consensos de una alta prioridad para, junto a importantes acuerdos suscritos, continuar fortaleciendo la orientación política de nuestras relaciones y ampliando los nexos económicos, comerciales, financieros y de cooperación en áreas de interés mutuo", añadió el presidente.

China es la última escala del viaje de Díaz-Canel que incluyó además a Argelia, Turquía y Rusia.

Durante esa gira, el líder cubano se reunió con los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, entre otros dirigentes. (Télam)