El secretario de Seguridad de Cali, Carlos Alberto Rojas, informó hoy que en las últimas horas se registraron 10 muertes violentas en la ciudad, al menos cinco de ellas relacionadas directamente con las últimas protestas que se enmarcan en el llamado paro nacional que desde hace un mes viene teniendo lugar en distintos puntos de Colombia.

"Diez personas" fallecidas "es el reporte que tenemos hoy en la mañana", indicó el funcionario a Caracol Radio y confirmó que al menos cinco están vinculados a las manifestaciones y bloqueos, mientras que investigarán el contexto en el que ocurrieron las otras muertes.

Ocho de los asesinatos se dieron por armas de fuego, de acuerdo a un reporte de policía citado por el mismo medio.

En una zona conocida como La Luna un empleado de la Fiscalía General de la Nación identificado como Freddy Bermúdez Ortíz disparó a un grupo de manifestantes que participaban de un bloqueo y mató a dos.

Tras esos hechos, el funcionario judicial "terminó muerto a manos de personas que se encontraban en el sector”, de acuerdo a lo que explicó el fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, en conferencia de prensa.

Horas antes, en el municipio de Candelaria, un joven que participaba de un bloqueó falleció tras ser herido con un arma blanca por parte de otro grupo de personas que intentó retirar las barricadas, según informó el diario El Tiempo.

"Es inadmisible que tengamos civiles convirtiendo la ciudad en un campo de guerra. Lo que está pasando debe ser investigado rápidamente por las autoridades, se tienen que identificar a esas personas y se tiene que judicializar", reclamó Rojas.

"En el sur de la ciudad tuvimos un verdadero escenario de confrontación y de guerra urbana donde muchas personas no solamente perdieron la vida sino que también tuvimos una importante cantidad de lesionados", aseguró el funcionario y cifró en al menos 23 los heridos en la última jornada y en 550 desde el inicio de las movilizaciones.

"Es inmediato, necesitamos parar y hacer una tregua. Frenar esta dinámica de guerra y violencia urbana que tenemos en la ciudad y necesitamos llegar a otros acuerdos", aseveró el funcionario.

Al ser consultado por las negociaciones entre el Gobierno del presidente Iván Duque con con los sectores del Comité Nacional del Paro dijo que esta semana hubo unas "tres o cuatro reuniones con una parte de los sectores que están dinamizando los deseos de la sociedad".

En esas reuniones se intentó alcanzar unos acuerdos mínimos en relación "sobre todo al tema de garantías", pero destacó que muchas cuestiones no dependen de la alcaldía ni de la gobernación del Valle del Cauca, donde es capital Cali, sino del Ejecutivo nacional.

"Ojalá que mañana, que hay una nueva reunión con el Comité Nacional de Paro, se llegue a un acuerdo mínimo. Yo creo que hay que trabajar en simultáneo tanto a nivel nacional como regional y municipal y que todas las medidas estén debidamente sincronizadas para que a la mayor brevedad tengamos una salida", expresó.

Las organizaciones defensoras de derechos humanos denuncian que hay más de 60 muertos por la represión desde el comienzo del paro y más de 700 heridos por lo que llaman “la acción desproporcionada” de la Policía y, sobre todo, del Escuadrón Antidisturbios (Esmad) y la Defensoría del Pueblo admitió que todavía quedan 123 personas desaparecidas.

Ayer se cumplieron un mes de protestas en una jornada que coincidió con un pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia que le ordenó al Gobierno que respete las protestas pacíficas como paso necesario para lograr un “Estado social de derecho, tolerante, armonioso, en desarrollo, respetuoso de la dignidad humana”.

Desde el surgimiento de las protestas –contra un proyecto de reforma tributaria ya retirado del Congreso- el presidente Duque debió cambiar a 4 ministros y al alto comisionado para la Paz. (Télam)