Por lo menos 11 civiles, tres soldados y cuatro atacantes murieron hoy y más de 12 personas quedaron heridas en un ataque atribuido al grupo armado yihadista Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) en Ndalya, una aldea de la provincia de Ituri, en el noreste de la República Democrática del Congo, informó el Ejército.

“El balance provisional es de 13 muertos, incluidas mujeres ejecutadas en una iglesia, y más de 12 heridos fueron trasladados al hospital”, informó Muhindo Vukulu, vocero de las fuerzas vivas locales, según la agencia de noticias Sputnik.

Poco más tarde, el vocero del Ejército en Ituri, teniente Jules Ngongo, elevó a 14 la cantidad de víctimas fatales por el ataque y precisó que además las tropas regulares abatieron a cuatro asaltantes, según la agencia AFP.

La situación en la zona seguía sin esclarecerse esta noche, mientras la prensa internacional se hacía eco de informes de medios locales según los cuales estaban evacuándose vecinos.

La ADF es un grupo de rebeldes musulmanes ugandeses instalado en el este de la República Democrática del Congo.

Lleva años sin realizar ataques en Uganda pero desde 2014 suele perpetrar masacres en la región congoleña de Beni, donde ya mató a más de 1.000 personas, y en 2017 juró lealtad al Estado Islámico (EI).

En abril de 2019, EI reivindicó por primera vez ataques a cuarteles del Ejército y la Misión de la ONU para la Estabilización en la República Democrática del Congo. (Télam)