El Tribunal Constitucional Supremo de Siria convalidó hoy la candidatura para un cuarto mandato del presidente Bashar al-Assad, en el poder desde hace dos décadas, en las elecciones del próximo 26 de mayo, donde se espera un holgado triunfo del mandatario.

De las 51 candidaturas presentadas, siete de ellas encabezadas por mujeres, solo tres fueron confirmadas, entre ellas la de Al Assad, informó la agencia de noticias estatal siria Sana.

Al Assad, de 55 años, accedió al poder en 2000 tras la muerte de su padre Hafez al Assad, quien a su vez llevaba tres décadas dirigiendo Siria.

Esta elección presidencial será la segunda en organizarse tras el inicio en Siria en 2011 de una devastadora guerra desencadenada por la represión de manifestaciones que reclamaban reformas democráticas.

Ayudado por sus aliados Rusia e Irán, Al Assad logró recuperar de manos rebeldes y yihadistas dos terceras partes del territorio sirio, al cabo de un cruento conflicto que dejó más de 388.000 muertos y millones de desplazados. 

Además de la candidatura de Al Assad, fueron validadas las de Abdallah Sallum Abdallah, exministro de Estado y diputado, y la de Mahmud Marei, miembro de la oposición interna. 

La ley electoral exige a cualquier candidato haber vivido en Siria durante un periodo de 10 años consecutivos en el momento de presentar su candidatura, lo que excluye directamente a todas las personalidades de la oposición en el exilio.

En 2014, Al Assad ganó con más del 88% de los votos. En aquella ocasión, finalmente solo hubo dos candidatos.

Las presidenciales de mayo se celebrarán en medio de una gran crisis económica, con la inflación disparada y la moneda nacional hundida frente al dólar. (Télam)