La Iglesia Universal, uno de los principales cultos evangelistas de Brasil, fue acusada por varios de sus exlíderes del continente africano de retirar ilegalmente de Angola 120 millones de dólares en efectivo por año, muchas veces en aviones privados para lavar el dinero en Israel, publicó hoy el sitio de noticias UOL.

Fundada por Edir Macedo, magnate dueño de la tv Record, uno de los principales aliados del presidente Jair Bolsonaro, la Iglesia Universal fue expulsada de Angola por irregularidades financieras.

Los principales testigos de la causa son pastores que eran obligados a sacar del país el dinero por vía terrestre, de acuerdo con el sitio de noticias, en el marco del inicio del proceso judicial formal que ocurre a partir de este jueves en Luanda, capital de Angola.

La Iglesia Universal desmintió las acusaciones y dijo que declara todas las donaciones que recibe, además de denunciar, en un comunicado, que la libertad religiosa está en riesgo en Angola, el segundo país en población de las naciones que hablan el idioma portugués después de Brasil.

El principal acusado es el pastor Fernando Henriques Teixeira, responsable por la tv Record en África, quien está imputado junto con otras cinco personas de haber sacado 120 millones de dólares por año de donaciones de fieles durante casi una década.

"Todo lo que entraba a la caja de Angola salía del país", dijo el pastor angoleño Armando Tavares, testigo de la causa, citado por UOL.

Click to enlarge
A fallback.

De acuerdo a lo publicado, los pastores eran obligados a llevar, en automóviles desde Luanda hasta Johannesburgo, Sudáfrica, pasando por el desierto de Namibia, el dinero en efectivo a responsables de la Iglesia Universal, que los esperaban en un hotel.

Según UOL, en la causa figura que el brasileño Macedo llevaba dinero en efectivo desde Johannesburgo hacia Lisboa, Portugal, en su avión privado.

Otra forma de lavado de dinero mencionada en el expediente era la organización de caravanas de fieles hacia otros países, en especial a Israel, Estado que es reivindicado habitualmente por los líderes neopentecostales brasileños

Según UOL, una de las formas de fugar el dinero de Angola era organizar viajes de fieles a Israel en vuelos chárter desde Luanda: cada fiel era obligado a llevar dólares que le daban los pastores para depositarlos en una cuenta israelí de la Iglesia Universal, así, el dinero depositado en Israel se lavaba debido a que figuraba como donación permitida. (Télam)