El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, prometió hoy un plan de inversión para mejorar la capacidad de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) luego de los últimos ataques perpetrados por grupos criminales en el norte del país que provocaron la muerte de tres militares en un caso, y dos policías y un guardia de seguridad privada en otro.

El presidente lamentó la situación, a la que calificó como probable en el marco de "la guerra contra el terrorismo".

“La guerra contra el terrorismo es así, vamos a tener momentos de luto y vamos a tener victoria, pero no nos vamos a amilanar. Vamos a seguir fortaleciendo nuestra seguridad para que impere la ley y el orden en nuestro país. No queremos que haya más violencia en el Norte”, expresó Abdo, citado por los diarios ABC Color y Última Hora.

El jefe del Ejecutivo comparó que en toda Latinoamérica se dan este tipo de hechos dolorosos, por lo que "si alguien viene a prometer que va a acabar con el terrorismo en un año, miente”, aseveró.

“Esta es una lucha de mucha persistencia, perseverancia y sacrificio. A pesar de estos días dolorosos, en los últimos tiempos han dado resultados. No digo que son satisfactorios, pero sí se pueden medir y auditar”, consideró.

Ante la situación, el mandatario prometió que se dotará de mayor capacidad a la FTC en el Norte, e incluso, agradeció la apertura de algunos senadores sobre la importancia de incorporar más tecnología a las fuerzas de seguridad.

La FTC es una unidad que reúne a militares y policías encargada de enfrentar al guerrillero Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), una formación de orientación maoísta que opera en el norte del país y realiza acciones militares y secuestros, como el actual del exvicepresidente Óscar Denis.

“Estaremos presentando un plan consensuado para mejorar la capacidad de la fuerza del Norte… Y agradezco al Congreso por acompañar un cronograma de inversión para fortalecer el sistema de seguridad a través del uso de tecnología adecuada”, adelantó el mandatario.

En los últimos días desconocidos atacaron y mataron a dos policías y un guardia de seguridad privado y a tres militares, en sendos hechos ocurridos con diferencia de tres días en Concepción, en la conflictiva zona norte del país.

(Télam)